Diciembre 2019

Columnas de opinión del Procurador General

Una nueva etapa, un mismo compromiso

Termina el año 2019 y la ocasión siempre es propicia para el balance y la reflexión. Ello incluye obviamente a todos los ámbitos de nuestra propia vida, y vale la pena que cada uno pueda encontrar en la vorágine del fin de año un momento para la reflexión interior, que nos permita además extraer buenos propósitos de mejora para el año entrante.

Desde esta columna deseo compartir con ustedes un breve balance de este cuarto año de gestión en la Procuración General de la Ciudad de Buenos Aires que pone fin a un primer mandato del Gobierno que acaba de ser reelecto con singular suceso.

Ha sido para mí un gran orgullo y alegría haberme podido desempeñar junto con todos los integrantes de esta Casa en la elevada misión que la Constitución de la CABA nos encomienda de dictaminar sobre la legalidad de los actos de gobierno, ejercer la defensa del patrimonio de la Ciudad y su patrocinio letrado, representándola en todo proceso en que se controviertan sus derechos o intereses.

Nos hemos propuesto desde el primer día realizar estas tareas con el mayor nivel de excelencia posible, procurando aumentar la eficiencia y mejorarla a través de la definición de proyectos concretos, cuyos logros puedan también ser medidos.

Sin dejar de cumplir la función de control encomendada, hemos enfatizado nuestro rol de servicio y apoyo a la gestión del Gobierno, colaborando en la concreción de los muchos y valiosos proyectos llevados a cabo.

Contamos para ello con un competente plantel de profesionales, asistentes técnicos y administrativos que tienen sentido de pertenencia y trabajan con seriedad y compromiso, la gran mayoría de los cuales reviste en planta permanente. Tenemos pendiente la definición de un nuevo plan de carrera que, basado en el principio del mérito, pueda brindar una efectiva movilidad.

Nos propusimos ocho objetivos ministeriales relacionados con el seguimiento de juicios relevantes, contribuir a disminuir la conflictividad y costos de demandas contra la Ciudad, aumentar la recaudación y reducir tiempos de cobro, brindar un asesoramiento oportuno sobre proyectos e iniciativas de actos administrativos, resolver los sumarios de manera pronta y ejemplificadora, mejorar la calidad profesional mediante la implementación de buenas prácticas y la capacitación permanente, asegurar la continuidad del servicio jurídico gratuito y constituir a la Procuración General en una organización modelo en el ámbito de la abogacía pública. Para procurar alcanzar esas metas definimos más de ochenta proyectos de gestión que fuimos llevando a cabo durante estos años.

Todo ello inspirados en los valores para la gestión definidos a nivel de todo el Gobierno de la Ciudad y por aquellos que también acordamos en la Procuración General, como el compromiso, la profesionalidad, el trabajo en equipo, la integridad y la cordialidad. En el inicio de su nuevo mandato el Jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires Horacio Rodríguez Larreta me ha solicitado que permanezca en el cargo de Procurador General, lo que he aceptado con la misma vocación de servicio, orgullo y alegría con la que me desempeñé en los últimos cuatro años.

Renuevo así la tarea de seguir brindando el mejor consejo legal para asegurar la juridicidad de la actuación gubernamental y satisfacer el interés público, comprometido con el principio de dignidad de la persona humana y sus derechos fundamentales y para seguir mejorando las condiciones de vida de todos quienes habitan, trabajan y transitan en nuestra gran ciudad. Aprovecho finalmente para desearles a todos tengan una muy feliz y santa Navidad y un mejor y próspero año 2020.

Los saludo con mi mayor cordialidad.