Diciembre 2018

Columnas de opinión del Procurador General

Lo que hicimos y lo que falta

Estamos ya cerca de despedir el año. Ello siempre es un momento propicio para hacer un balance en los diversos ámbitos de nuestra vida, repasando los resultados obtenidos y proponiéndonos nuevas metas para adelante.

Ciertamente el 2018 fue un año difícil. El país emprendió un saludable cambio de rumbo desde fines de 2015 que tuvo el respaldo de la ciudadanía el año pasado y que trajo muchos cambios valiosos. Es verdad que este año tuvimos un retroceso en aspectos que pesan mucho en nuestra vida cotidiana como la pérdida del poder adquisitivo de salarios; la incertidumbre financiera; la recesión; y lamentablemente también un traspié en la lucha por disminuir la pobreza. Todo esto puede traer lógicamente desánimo y desasosiego pero no debemos perder la esperanza porque los problemas estructurales que padece el país no se solucionan en un plazo breve, y porque entiendo existen también las condiciones para que superemos este momento y la Argentina pueda dejar atrás la decadencia y avanzar hacia un mayor progreso.

Quiero aprovechar estas líneas para repasar juntos algunos resultados que hemos logrado en la gestión de la Casa, y también marcar aquellas metas que todavía tenemos pendientes de alcanzar y que nos proponemos para el 2019. Empiezo por destacar y reconocer el esfuerzo y compromiso de todos los integrantes de la Procuración. Nuestro mayor activo es y seguirá siendo la capacidad y dedicación personal que ponemos en la diaria realización de nuestras tareas. Por ello hemos efectuado una propuesta para definir un nuevo plan de carrera que contemple una efectiva movilidad y donde el merito y el esfuerzo sean los elementos preponderantes.

Hemos avanzado en la ejecución del Plan de Gestión que nos propusimos y, como decía, tenemos claro también aquellas cosas que nos faltan. Seguimos bien de cerca los juicios más relevantes para poder impulsar su mejor y más pronta solución. Acentuamos nuestra disposición para lograr acuerdos en juicios sin esperar a una sentencia en todos los casos que corresponde y conviene al interés del Gobierno de la Ciudad. Para el año que viene propiciamos reuniones de capacitación a médicos de hospitales públicos para prevenir las cuestiones litigiosas en materia de responsabilidad médica.

Seguimos avanzando exitosamente en el plan de trabajo en los procesos de Herencias Vacantes y nos proponemos continuar aumentando la recaudación e instrumentar subastas online. Estamos impulsando también junto con la AGIP un concurso para seleccionar mandatarios y un plan de acción conjunto para mejorar la recaudación en mora.

Hemos disminuido el plazo de emisión de dictámenes sin que ello, claro está, vaya en merma de la calidad y profundidad de los mismos. Redujimos el stock de sumarios pendientes de resolución y seguimos teniendo en mira abreviar el plazo promedio de duración de los mismos.

Nuestra Escuela de Formación en Abogacía Pública continúa con sus actividades de capacitación y abrimos nuevos cursos como el de Participación Público Privada (PPP) con singular éxito. Profundizaremos la apertura de nuestras actividades en estas materias a los abogados del sector público de todas las jurisdicciones, y simultáneamente reforzaremos la capacitación interna de la Procuración General a través de talleres teórico práctico en cada una de las áreas y en las ofertas de cursos del Instituto Superior de la Carrera. A la par de mejorar la calidad de nuestro Servicio Jurídico a la Comunidad, impulsamos la creación de la Red de Prestadores de Servicios Jurídicos Gratuitos de la Ciudad de Buenos Aires, felizmente concretada el mes pasado.

El año que viene entramos en el último de esta gestión, donde esperamos poder profundizar estos logros y realizar aquellas iniciativas que todavía no pudimos concretar. Cuento con el esfuerzo y compromiso de todos como hasta ahora y confío en que podamos seguir construyendo un ambiente de diálogo y cordialidad que nos permita desarrollar todas nuestras potencialidades tanto individuales como colectivas.

¡Les deseo una Feliz Navidad con sus seres queridos y un Feliz Año Nuevo 2019!