Tu navegador no está actualizado. Tiene conocidas fallos de seguridad y podría no mostrar todas las características de este y otros sitios web. Aprendé cómo podes actualizarlo.

Quedaron inauguradas las tres nuevas estaciones de la Línea E del subte

Correo Central, Catalinas y Retiro sumarán dos kilómetros a la red, la cual incorporará 63.000 usuarios nuevos. El acto se realizó con la presencia del jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y el ministro de Transporte de la Nación, Guillermo Dietrich.

Lunes 3 de junio de 2019


La Línea E ya brinda servicio en sus tres nuevas estaciones Correo Central, Catalinas y Retiro. Las dejaron inauguradas este lunes el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y el ministro de Transporte de la Nación, Guillermo Dietrich. Las nuevas estaciones sumarán dos kilómetros de extensión a la red, la cual incorporará 63.000 usuarios.

Esta obra les permitirá a los vecinos hacer conexiones con la Línea B y la Línea C, los ferrocarriles Mitre, San Martín y Belgrano, la Terminal Buquebus y 30 líneas del Metrobus.

Desde hace dos meses que se venían realizando pruebas de circulación de trenes, un proceso compuesto por cuatro chequeos diferentes con el fin de verificar el funcionamiento del equipo técnico y se capacita a los conductores para que se familiaricen con el nuevo tramo.

Primero se hizo una prueba de vías donde se controlaron las soldaduras entre los tramos, la distancia entre los dos rieles y la inclinación que toma la vía ante una curva para comprobar que no exista riesgo de descarrilamiento.

 probaron los coches y el lunes se inauguran las estaciones Correo Central, Catalinas y Retiro

Luego se chequeó el sistema de potencia, es decir, se testeó la subestación eléctrica que provee energía a los trenes y los centros de potencia que están en cada una de las estaciones y que le dan energía a cada una de las instalaciones.

El tercer chequeo consistió en probar el sistema de señales. En esta etapa primero se realizó la prueba del software en la fábrica, luego se verificó en el túnel el funcionamiento de los componentes del sistema, y después se hicieron pruebas de comunicación entre los distintos tramos de la traza. Finalmente, se terminó con las pruebas con formaciones en circulación.

Y el cuarto chequeo fue la prueba de trenes (marcha blanca), que consistió en un recorrido con una formación a lo largo de las tres estaciones nuevas, parando, abriendo y cerrando las puertas, tal como funciona durante el horario de servicio. Esta etapa duró una semana.

El subte, antes y después de la gestión de la Ciudad

 cómo estaba el Subte y cómo está ahora

Sobre medios en la Ciudad