Hábitat

Trabajamos para que todos los vecinos y vecinas del Barrio Mugica vivan en espacios seguros, accesibles y adecuados.

Mejoramiento de Viviendas

El primer abordaje para mejorar las condiciones de habitabilidad del barrio se da a través del Programa de Mejoramiento de Viviendas. Abarca tanto el exterior como el interior de las viviendas existentes del barrio, mejorando instalaciones, aberturas, impermeabilización, entre otras cuestiones. Ésta política es central, ya que este proyecto no busca reconstruir el barrio desde cero, sino que parte del reconocimiento y mejoramiento de lo existente.

Como parte del Programa de Mejoramiento de Vivienda, impulsamos el proyecto de autogestión Manos a la Obra. En estos casos, los vecinos y vecinas realizan las obras de mejoramiento con sus propias manos, mientras que el seguimiento de la obra y la provisión progresiva de materiales queda a cargo de la Secretaria. Así se facilita asesoramiento y se propone un proyecto de obra de mejoramiento para que los mismos vecinos puedan llevarla a cabo. Las obras están orientadas a mejoras de cocinas y baños, instalaciones eléctricas, cambio de puertas y ventanas, reparaciones de aislaciones y cubiertas. Manos a la Obra es hoy un programa de referencia del barrio, representa la articulación del Gobierno de la Ciudad con el barrio, convirtiéndose en una pieza clave para la integración del barrio con la Ciudad.


Reasentamiento

No todas las viviendas del barrio pueden ser mejoradas. Casos particulares, como las viviendas afectadas por las aperturas de calles transversales y sobre todo aquellas ubicadas debajo de la Austopista Illia, debían ser familias relocalizadas dentro del propio barrio, cumpliendo con los lineamientos normativos.

Para ello construimos 1.264 viviendas nuevas en dos sectores del barrio, YPF y Cristo Obrero. Las viviendas fueron construidas con materiales sustentables y, en paralelo, se llevó adelante un proceso de acompañamiento junto a cada familia para que todas pudieran mudarse a sus nuevos hogares.

El proceso de reasentamiento en sí mismo es mucho más que una mudanza. Detrás de ellas hay un largo trabajo con cada una de las familias: talleres, reuniones, consultas, visitas a la obra y muchas instancias para asegurar que todas ellas estén en condiciones de mudarse, abordando diferentes temáticas, desde la logística y el proceso de asignación -donde se tienen en cuenta las características de cada familia- hasta el pago.

Es muy importante destacar que las familias que se mudan a viviendas nuevas pagan por ellas, en cuotas fijas que se definen de acuerdo al ingreso familiar. Además, en línea con lo establecido en la Ley 6.129, las mismas no pueden superar estrictos límites relativos al ingreso, la canasta básica total y la canasta básica alimentaria. Nadie paga más del 20% de sus ingresos por la vivienda.

Conocé más acerca de las viviendas nuevas:

Viviendas nuevas en Sector YPF

Viviendas nuevas en Sector Cristo Obrero