Tu navegador no está actualizado. Tiene conocidas fallos de seguridad y podría no mostrar todas las características de este y otros sitios web. Aprendé cómo podes actualizarlo.

El vivero y su historia

Conoce más sobre el primer vivero de la Ciudad

El Vivero de la Ciudad se encuentra ubicado dentro del predio que pertenece al Parque Presidente Nicolás Avellaneda y tiene una extensión de 6 hectáreas.

Casi toda su extensión perteneció a lo que fuera la antigua chacra “Los Remedios”, de la familia de Domingo Olivera, una vieja quinta cuya existencia se remonta al siglo XVI. En marzo de 1912, la Municipalidad de la Ciudad de Buenos Aires, por medio de una ordenanza, adquirió una fracción de superficie de esa quinta para destinarla a la construcción de un parque público y el 15 de noviembre del mismo año don Domingo Olivera (nieto del fundador de la chacra “Los Remedios”), hizo entrega del inmueble al Municipio, representado en ese acto por el Director General de Parques y Paseos, don Carlos Thays.

En 1917, las autoridades entendieron la importancia de la parquización y crearon el vivero que hoy se encuentra en el sector noroeste del Parque. Su objetivo era producir los árboles y las flores que ornamentarían los espacios verdes de la ciudad. Esta finalidad se mantiene en la actualidad, con cultivos que se destinan a los espacios verdes, predios y edificios públicos.

Contar con un espacio propio de producción permite optimizar los recursos para proveer especies de calidad y experimentar sobre cuáles son las mejores para cada destino. Además es un sitio para la divulgación de conocimiento, concientización y educación a partir de la posibilidad de realizar visitas guiadas con diversos grupos de personas interesadas en conocer cómo crecen las plantas que luego van a los espacios verdes.