Plantaciones

Comprende la incorporación de árboles en la Ciudad.

Plantanciones

El objetivo es sumar nuevos ejemplares a los más de 430.000 que tiene la Ciudad, ya sea para ocupar planteras que están vacías, por reemplazo de extracciones o bien por la incorporación de nuevas planteras en sectores de la Ciudad donde antes no había.

Las especies a plantar son las que el Plan Maestro de Arbolado Lineal o Viario indican, privilegia no sólo la ocupación racional del espacio disponible para el desarrollo y crecimiento de cada ejemplar, sino también contribuye a mejorar la biodiversidad del denominado “bosque urbano”. Entre los árboles a incorporar, se destacan las especies de la flora argentina tales como jacarandá, lapacho rosado, ibira-pitá, tipa, pezuña de vaca y anacahuita en las veredas de nuestra Ciudad, junto con otras más tradicionales pertenecientes a otras regiones del mundo.

Una vez realizadas las plantaciones los ejemplares quedan bajo nuestro cuidado, siendo sumamente importante su atención, especialmente durante el primer año ya que es el más crítico por ser el período de adaptación del árbol a su nuevo sitio. Las tareas básicas de mantenimiento del nuevo árbol son: el riego, el control de tutores y ataduras y el de las protecciones contra hormigas.

Riego

El elemento más importante del riego cuando se trata de árboles es el regar en forma lenta para permitir que el agua profundice para disminuir la perdida por escorrentía y evaporación y posibilitar que sea retenida por el suelo. Mantener el suelo húmedo es esencial para garantizar el crecimiento de los árboles. Permitir que el suelo se seque por completo, o dejar que se inunde, dará como resultado un árbol estresado y, por lo tanto, más vulnerable. La frecuencia del riego dependerá del tipo y tamaño del árbol, las características del suelo y la época del año.

A modo ilustrativo se considera que una frecuencia adecuada sería: 1er semana: 2 riegos (además del riego inicial de asiento) 2da a 4ta semana: 1 riego por semana • Invierno: 1 riego cada 15 días • Otoño/Primavera: 1 riego por semana • Verano: 3 riegos por semana

Tutores

Entutorar al plantar árboles significa colocar unas guías o tutores, que normalmente son unos postes de madera, para mantener fijo el árbol y sujeto durante el periodo de arraigo de sus raíces en su nueva ubicación. El árbol deberá tener tutores cuando corresponda, cuidando no dañar la planta en ninguna de sus partes.

Cuidado y mantenimiento

Los trabajos son realizados únicamente por el GCBA y de manera gratuita. La definición de prioridades responde a un trabajo articulado entre las 15 Comunas (quienes poseen las competencias de planificación, ejecución y control) y la DG Arbolado a partir de: la existencia de reclamos, la categorización del riesgo identificada por los inspectores y los relevamientos continuos. Las intervenciones se realizan junto a 115 ingenieros agrónomos conveniados de la Facultad de Agronomía de la Universidad de Buenos Aires, quienes se encargan de garantizar el correcto procedimiento.