Corporación Antiguo Puerto Madero S.A.

Representamos a la Ciudad a partir del convenio por el cual se acordó constituir la sociedad anónima que tiene dominio sobre los terrenos.

El convenio fue aprobado el mismo año que se suscribió por el Decreto Presidencial número 1279, a través del cual el Estado transfería el dominio de los terrenos a la nueva Sociedad en 1989.

Así, el Gobierno Nacional transfirió la propiedad de los terrenos de Puerto Madero (que tenían jurisdicciones superpuestas entre la Administración General de Puertos, la empresa Ferrocarriles Argentinos y la Junta Nacional de Granos, entre otras) a la Corporación Antiguo Puerto Madero S.A. y el Gobierno de la Ciudad brindó las correspondientes normas de desarrollo urbano.

La fracción de tierra tenía como límites al norte, la prolongación del eje de la calle Córdoba, entre la línea municipal este de la Avenida Eduardo Madero y las tierras cedidas a la Municipalidad de la Ciudad por Ley 21.285; al este, las tierras cedidas a la Ciudad por la misma Ley; al oeste línea municipal de la avenida Eduardo Madero y de la avenida Ingeniero Huergo; al sudoeste línea municipal de la avenida Ingeniero Huergo hasta la prolongación virtual de la calle Brasil, y al sudeste la línea municipal de la prolongación virtual de la calle Brasil hasta su intersección con la tierra cedida a la Ciudad por Ley 21.285. Estas secciones catastrales incluyen los diques 1, 2, 3 y 4.

La gestión de la Corporación tuvo a su cargo el desarrollo urbano de una superficie de 170 hectáreas.

El Decreto Presidencial permitió formar un directorio en el que todos los entes involucrados se encuentren representados y estableció el objeto societario inicial de la Corporación:

La confección del Plan Maestro de Desarrollo Urbano, el estudio de la infraestructura urbana a incorporar y la promoción de inversiones en el área, la actividad inmobiliaria y la construcción de obras nuevas y/o remodelaciones en la zona de las obras necesarias para convertirla en un polo de desarrollo urbano basado en una genuina inversión, con participación de capitales nacionales y extranjeros, como asimismo la venta y/o locación de las tierras pertenecientes al área en cuestión, con el indudable beneficio fiscal que esto representa”.

Más tarde, en junio de 1999, la Sociedad Antiguo Puerto Madero decidió reformar los artículos cuarto y quinto del estatuto social, ampliando las actividades y las facultades contempladas para el desarrollo de tal objeto.

A partir de la reforma, la Sociedad puede actuar también como: inmobiliaria, constructora, desarrolladora, y urbanizadora, asesora, project manager, fiduciaria, directora de obra, auditoria, administradora, financiera, inversora, fuera del área del Antiguo Puerto Madero, en cualquier lugar dentro o fuera del país; pudiéndose asociar bajo cualquier forma, adquirir o transmitir bienes a cualquier título que fuere incluso el fiduciario, dar o tomar en leasing, contratar o realizar por sí, por terceros o asociadas a terceros, la prestación de todo tipo de servicios, asesoramiento, transferencia de tecnología, gerenciamiento de proyectos, supervisión, dirección de obra, auditoria, locación de obras, operaciones financieras y de inversión, proyectos y construcciones de toda clase, representaciones, mandato, comisiones, agencias, consignaciones, gestiones de negocios, administrar bienes o fondos propios o ajenos, actuar en cualquier carácter en las operaciones de fideicomiso, leasing y fondos comunes previstos en la legislación vigente.

La respuesta de la inversión privada en el reciclaje de los galpones, superó las expectativas de la Corporación.

Las normas para el sector pusieron en marcha el proceso de urbanización. La Corporación no recibía partidas de presupuesto público, y por lo tanto, debía generar sus recursos para iniciar la transformación. La tierra y los edificios eran los únicos bienes con que contaba la sociedad, por ello, los fondos para la construcción de la infraestructura provenían de la venta de los galpones a reciclar.

La estrategia comercial de la Corporación fue la venta escalonada, por etapas de norte a sur, ya que los galpones del norte, por su cercanía con Retiro, tenían mayor valor que los del sur. Desde su inicio, la Corporación acompaña a los inversores con actividades tendientes a promocionar el área y lograr que la memoria colectiva incorpore el paisaje portuario.

Hoy Puerto Madero es el último barrio incorporado a la Ciudad.

Visitá el Sitio Web:

Corporación Antiguo Puerto Madero S.A.

Descargá el mapa del barrio Puerto Madero

Descargar mapa »