Poda

Todos los años se realizan trabajos de poda en las Comunas por situación (para evitar conflictos con edificaciones, tránsito, señalizaciones, etc.), por seguridad (para evitar fractura y caída de ramas) y por regularización del árbol (formación de copa, para reequilibrarla, adecuar su estructura, etc.).

Trabajamos para mejorar la condición de los árboles, planificando las tareas a través de las inspecciones efectuadas por nuestros inspectores y de las solicitudes de los vecinos. En este último caso, una vez hecha la verificación de las mismas, se analiza si corresponde la intervención y qué clase de tarea debe realizarse.

Los trabajos de poda son realizados únicamente por el GCBA y de manera gratuita. Ante cualquier duda podés comunicarte al 147.

¿Por qué se podan los árboles urbanos?

Cuando los árboles se encuentran en medio de la naturaleza, en situación de bosque, se “autopodan”. Este fenómeno ocurre porque las ramas, que no alcanzan un desarrollo que les permita tener el suficiente follaje para realizar fotosíntesis, mueren y caen para seguir el ciclo de la cadena trófica. Por el contrario, cuando se encuentra en medio de la ciudad no se puede esperar a que se cumpla este mismo ciclo y hay que adelantarse a realizar la poda de aquellas ramas muertas que constituyan un peligro para los peatones e inmuebles. Además, es necesario generar una directriz con la poda de formación, que está orientada a crear estructuras fuertes y de mayor sostenibilidad.

Ing. Agr. Héctor Reyes Reyes

Objetivos de la poda

La poda se realiza para crear y mantener una estructura fuerte y sólida, orientando la arquitectura del árbol y así conseguir una forma funcional y espacialmente coherente. Ante cualquier tipo de poda realizada, se busca eliminar la menor cantidad posible de madera viva. Además, la poda se efectúa con el objetivo de corregir defectos tempranamente y así evitar que el árbol destine su energía a estructuras que tarde o temprano deberán eliminarse.

Los tiempos de la poda

La veda es la época del año en la que no se puede podar: en otoño, durante la caída de hojas, y en primavera, durante la brotación de las mismas. La duración de estos períodos, más allá de las estaciones, varía en función del clima y, por este motivo, se analiza año a año.

La poda intensiva se realiza durante el invierno. A lo largo del año, exceptuando el tiempo de veda, se siguen completando las tareas, según el ejemplar y sus necesidades, y las situaciones de emergencia que puedan presentarse.

Campaña de poda 2017 »

BA Arbolado 2018 »