Tu navegador no está actualizado. Tiene conocidas fallos de seguridad y podría no mostrar todas las características de este y otros sitios web. Aprendé cómo podes actualizarlo.

Más de 390.000 personas disfrutaron el [21] BAFICI

Con la proyección de la película de clausura, Santiago, Italia, de Nanni Moretti, se cerró una inolvidable edición del festival después de 12 días a puro cine en las salas y en las calles.

Lunes 16 de diciembre de 2019

La ciudad se vistió de cine. Durante doce días, porteños y visitantes pudieron disfrutar de lo mejor del séptimo arte mundial para reencontrarse con clásicos y sorprenderse con nuevas miradas. El BAFICI se reafirma, una vez más, como uno de los grandes eventos cinematográficos de América Latina.

A lo largo de 37 sedes distribuidas a lo largo y a lo ancho de la Ciudad de Buenos Aires, el Festival presentó una programación más novedosa y diversa que nunca. Uno de los destacados fue la importante presencia de directoras no sólo en los Focos (Muriel Box, Fridl Vöm Groller) sino a lo largo de todas las secciones, y la gran cantidad de óperas primas que formaron parte de la selección (el 29% de los largometrajes fueron debuts).

Pero esta edición no sólo se vivió en las salas, sino también en los barrios y en las calles. Además de las ya tradicionales proyecciones en distintos puntos de la Ciudad durante todo el evento, el fin de semana del 6 y el 7 de abril contó con la Maratón BAFICI, dos días en que el festival invadió las calles del barrio de Belgrano para llevar de manera gratuita y al aire libre, películas, música y juegos a todos los vecinos. Además, durante el resto de las jornadas, en el Jardín del Museo de Arte Español Enrique Larreta pudieron disfrutarse al aire libre las películas del Baficito y varios shows musicales y actividades.

Una gran variedad de invitados ilustres dijo presente en esta edición. Entre ellos, Julien Temple, el reconocido director del rock y del punk, famoso por sus documentales sobre los Sex Pistols, The Kinks y The Rolling Stones, quien presentó sus últimos trabajos a la vez que intercambió opiniones y anécdotas con los espectadores. También estuvieron presentes dos figuras que además de acompañar la proyección de sus películas formaron parte del jurado de la Competencia Oficial Internacional: la emblemática estrella del cine sueco Christina Lindberg e Isabel Ruth, una de las grandes actrices del cine portugués. Por último, la fotógrafa, cineasta y activista feminista Fridl Vöm Groller mostró su arte y reflexionó junto al público sobre su trabajo.

La Competencia Oficial Internacional se mostró otra vez muy reñida, pero finalmente fue el documental The Unicorn, sobre la vida del mítico músico country Peter Grudzien, quien se llevó el premio mayor, mientras que Fin de siglo, de Lucio Castro, se llevó el máximo galardón de la Competencia Argentina con una historia no lineal de amor gay. Los Premios del Público fueron para La Asfixia, de la guatemalteca Ana Isabel Bustamante, en la categoría Mejor Película Extranjera, y para Método Livingston, de Sofía Mora, en la categoría Mejor Película Argentina.

Además de las competencias y de las muy diversas secciones como Baficito, Hacerse Grande, Trayectorias o Lugares, el BAFICI también brindó la posibilidad de reencontrarse en pantalla grande con clásicos indiscutibles como El gran Lebowski, Duro de matar o Karate Kid y de redescubrir un hito de la bohemia porteña de los sesenta como Tiro de gracia de Ricardo Becher. Con toda esta variedad, el festival de cine más grande de la región se despide hasta el año que viene.

Sobre medios en la Ciudad