Eje Retiro

El Eje Retiro comprende el corredor compuesto por la histórica Plaza San Martín, la Plaza Canadá, la Plaza Salvador María del Carril y la Plaza Fuerza Aérea Argentina, todas aledañas a la Estación Retiro, uno de los centros de trasbordo más importantes de la Ciudad y del país.

Antes de ser un importante centro financiero y residencial, el barrio de Retiro fue la puerta de entrada para los millones de inmigrantes que llegaron al país entre los siglos XIX y XX. Hoy, el epicentro de este barrio está en el denominado Eje Retiro: un corredor compuesto por la histórica Plaza San Martín, la Plaza Canadá, la Plaza Salvador María del Carril y la Plaza Fuerza Aérea Argentina, todas aledañas a la Estación Retiro, uno de los centros de trasbordo más importantes de la Ciudad y del país.

La Plaza Fuerza Aérea Argentina —antiguamente llamada Plaza Británica— es una de las más distintivas del Eje Retiro. En ella se encuentra la Torre Monumental, conocida popularmente por su antiguo nombre: Torre de los Ingleses. Este monumento de 60 metros de altura fue construido en 1916 por los residentes británicos en conmemoración del centenario de la Revolución de Mayo. En 1982, tras la Guerra de Malvinas, fue rebautizada.

Otra de las zonas icónicas que forman parte de este eje es la Plaza San Martín, una de las más antiguas de la Ciudad y, por lo tanto, escenario de importantes hechos históricos. En 1807, por ejemplo, durante la segunda invasión inglesa a Buenos Aires, se liberó en este lugar un combate que resultó en una victoria criolla. Y, en 1812, el General San Martín instaló aquí los cuarteles del Regimiento de Granaderos a Caballo. Es por ello que, en el año 1878, al cumplirse el centenario del nacimiento del Libertador, se bautizó a esta plaza con su nombre.

El trazado actual de la plaza es el resultado de distintos proyectos llevados a cabo por la antigua Municipalidad de Buenos Aires. El paisajista francés Carlos Thays, que ocupó el cargo de Director de Parques y Paseos de la Municipalidad y fue responsable directo de muchos de los principales espacios verdes de la Ciudad, a partir de 1891 realizó aportes significativos a este espacio e incorporó también nuevas especies de vegetación.

Además de su variada flora, compuesta por ejemplares autóctonos y foráneos, la Plaza San Martín presenta importantes monumentos y obras escultóricas como, por ejemplo, el Cenotafio a los Caídos en Malvinas y el monumento al General San Martín. Por todo lo acontecido y lo que representa este sitio, en 1942 fue declarada Lugar Histórico Nacional.

Galería de imágenes