Casco Histórico

Las obras en el Casco Histórico comprendieron las calles Perú, Tacuarí, Moreno, Alsina, y el Pasaje 5 de julio.

Las obras incluyeron la nivelación de calzadas, recuperación de veredas, instalación de estacionamientos para bicicletas y paradas de colectivos y la colocación de nuevos canteros, bancos y luminarias. También se reconfiguró el espacio destinado al tránsito peatonal para favorecer la diversidad de actividades y promover su función social como lugar de encuentro.

El Pasaje 5 de Julio pasó a ser peatonal, para lo cual se realizó una nivelación de acera y calzada, se colocaron farolas históricas como iluminación peatonal, canteros con ejemplares de Photinia Fraseris y bancos de tipo bolardo alfil. También se instaló una pantalla interactiva con datos históricos del lugar, relación del pasaje con las Invasiones Inglesas, planos antiguos sobre la conformación de la trama urbana, información sobre la obra y agenda de actividades tanto de la Ciudad como de locales comerciales, culturales y centros de estudios vecinos al pasaje, además de una conexión gratuita de WiFi.

En la calle Perú entre las avenidas Belgrano e Independencia se realizó una intervención para recuperar los espacios de vereda ocupados por los estacionamientos. En las esquinas se realizó una nivelación de los cruces peatonales en ambos sentidos a fin de mejorar la accesibilidad para los peatones. Además, se mejoró el equipamiento urbano con nuevos bancos, paradas de colectivos e iluminación LED, que se incorporó a las farolas históricas de la zona.

Por otro lado, se intervinieron las trazas de las calles Alsina y Moreno comprendidas entre las avenidas Bernardo de Irigoyen y Presidente Julio A. Roca, donde se unificó la calzada y la acera, por lo que el tránsito pasante circula ahora a no más de 10 kilómetros por hora.

Galería de imágenes