Nuevo protocolo de seguridad e higiene

Protocolo especial durante el período de aislamiento social obligatorio y preventivo aprobado por Resolución N° 410-MEPHUGC/20.

Cada feria contará con un único punto de acceso y egreso. Una vez alcanzada la capacidad máxima de personas que pueden estar dentro de la feria, los vecinos deberán esperar en el acceso respetando el distanciamiento social. A medida que se retiren vecinos, ingresarán nuevos.

Habrá una nueva distancia mínima de, aproximadamente, 5 metros entre los puestos de feriantes. Las Ferias se caracterizan por ser flexibles en cuanto a su armado, con lo cual habrá estrictos controles para cumplirlo.

Todas sus ubicaciones serán en calle para evitar ocupar lugar en las veredas. Estas últimas se reservan exclusivamente para que los peatones puedan mantener la distancia. La instalación y funcionamiento de cada feria se realizará mediante cortes de tránsito y desvíos en caso de ser necesario.

En esta etapa no se habilitarán las ferias cercanas a los centros de trasbordo y zonas de alto tránsito (por ejemplo, Plaza Constitución o zona Estación Retiro) para evitar la concentración de vecinos en un mismo lugar.

Los feriantes deberán cumplir con un estricto protocolo de higiene en sus puestos de trabajo. La desinfección deberá realizarse con una mezcla de hipoclorito de sodio de uso doméstico (lavandina) con concentración mínima de 55 gramos por litro de agua. Además, deberán contar con un rociador para vitrinas de vidrio y superficies de acero con una solución de 70% alcohol y 30% de agua cada 30 minutos.

La desinfección deberá realizarse con una mezcla de hipoclorito de sodio de uso doméstico (lavandina) con concentración mínima de 55 gramos por litro de agua.

Además, deberán contar con un rociador para vitrinas de vidrio y superficies de acero con una solución de 70% alcohol y 30% de agua cada 30 minutos.

Los puestos también deberán tener un dispenser de alcohol en gel para los vecinos, y otro para los feriantes.

Todas las personas que trabajan en el punto de venta deben estar vestidas con la indumentaria reglamentaria sin excepción, y utilizar barbijos.

Los vecinos no podrán estar en contacto con la mercadería del puesto y deberán mantener una distancia mínima de 1.5 metros entre ellos. Para eso habrá señalización en el piso y cada feriante organizará las filas con números. Se ofrecerá atención prioritaria a adultos mayores y embarazadas.

Además, los feriantes podrán brindar un servicio de entrega a domicilio o encargo previo para ser retirado y así permanecer la menor cantidad de tiempo en el espacio público.

Todos los feriantes deberán contar con los permisos de circulación pertinentes.

Para garantizar todas estas medidas, los inspectores del Gobierno de la Ciudad controlarán el cumplimiento del protocolo establecido y reportarán tanto el incumplimiento del mismo, como así también los casos de personas que no se encuentren en buen estado de salud.

Imagenes Galeria