Tu navegador no está actualizado. Tiene conocidas fallos de seguridad y podría no mostrar todas las características de este y otros sitios web. Aprendé cómo podes actualizarlo.

Por el impacto de las clases presenciales, se redujo a la mitad la cantidad de chicos que no alcanzaron los aprendizajes esperados para su edad

Luego de un año de presencialidad, el Gobierno porteño realizó un balance del ciclo lectivo 2021.

Jueves 27 de enero de 2022

Luego de un año de presencialidad, el Gobierno porteño realizó un balance del ciclo lectivo 2021 sobre los aprendizajes alcanzados por los alumnos. Los resultados demuestran que mientras que en diciembre del 2020 había 52.617 alumnos (38%) de Nivel Secundario en situación de potencial repitencia, ese número hoy descendió a 25.940. Es decir, se redujo a la mitad.

Para el Nivel Primario, en tanto, en ese mismo período eran 8.215 los alumnos (5,3%) que no habían alcanzado los objetivos para pasar de año. Actualmente son 4.650, lo que refleja una baja del 43%.

Los resultados demuestran que mientras que en diciembre del 2020 había 52.617 alumnos (38%) de Nivel Secundario en situación de potencial repitencia, ese número hoy descendió a 25.940.

Luego de un año de presencialidad, el Gobierno porteño realizó un balance del ciclo lectivo 2021.

Las claves de la vuelta a la presencialidad en 2021

1. Impacto en los aprendizajes: los resultados alentadores fueron alcanzados gracias a la presencialidad como formato central en las escuelas de la Ciudad. Se redujo a la mitad la cantidad de chicos que no habían alcanzado los contenidos esperados en cada nivel educativo.

2. Inclusión: las clases presenciales son uno de los pilares para la inclusión y una herramienta central para evitar la deserción escolar. En el 2021, a través del programa “Decí Presente”, se revincularon al 98% de estudiantes que habían perdido su vínculo con la escuela.

3. Bienestar emocional: a lo largo del 2020 y el 2021 se realizaron diversas encuestas que dieron a conocer el impacto negativo que tuvo en los alumnos el tener las escuelas cerradas, que se profundizó en los adolescentes ya que no pudieron tener contacto con sus pares en una etapa clave de desarrollo personal. Las emociones más predominantes fueron ansiedad (50,5%), frustración (46,6%), alegría (41,5%) y aburrimiento (40,5%).

4. La escuela como ordenador social: a nivel nacional, 9 de cada 10 personas que asumieron el rol de acompañar a los chicos en el proceso de aprendizaje durante el aislamiento fueron mujeres. Retomar la presencialidad en las aulas les permitió recuperar sus espacios y reactivar sus actividades económicas.

5. La escuela no es un foco de contagio: la presencialidad durante todo el 2021 no generó focos de contagios en la Ciudad. Por el contrario, la última suba de casos tiene lugar con los establecimientos cerrados por vacaciones.

Retomar la presencialidad en las aulas les permitió recuperar sus espacios y reactivar sus actividades económicas.

Luego de un año de presencialidad, el Gobierno porteño realizó un balance del ciclo lectivo 2021.

Dispositivos escolares implementados

Para ofrecer más y mejores oportunidades:

● Escuelas abiertas los sábados: los Centros de Acompañamiento a las Trayectorias Escolares (CATE) funcionan los días sábados para los estudiantes que vieron más afectados sus aprendizajes desde fines del 2020.

● Escuela de verano y de invierno: tiene el propósito de intensificar la enseñanza en los contenidos priorizados durante los recesos escolares. En la edición 2022 son 32.400 los chicos que se encuentran reforzando contenidos durante el verano.

● Más instancias de acreditación y promoción: haciendo foco en acompañar los trayectos y asegurar la continuidad escolar, en 2021 se incorporaron instancias y posibilidades para que los estudiantes pudieran rendir las materias adeudadas. En esa línea, se implementó el denominado “segundo boletín” para registrar el avance de los chicos de secundaria.

● $2.500 millones en clases de apoyo: durante el 2021 el Gobierno porteño realizó una inversión de $2.500 millones de pesos en horas extras para el dictado de clases de apoyo escolar.

● Beca estudiantil: se les otorgó a más de 48 mil estudiantes de Nivel Secundario una beca de $21.600 para solventar recursos pedagógicos y de conectividad.

● Entrega de cuadernillos pedagógicos: se entregaron más de 150.000 cuadernillos “Estudiar y Aprender” y 150.000 textos literarios impresos en las escuelas primarias de gestión estatal.

Compromiso por una mayor cantidad y calidad de los días de clases

En esta línea, la Ciudad informó que en 2022 se refuerza el compromiso de aumentar la cantidad y la calidad de los días de clases: van a empezar el lunes 21 de febrero. Esto va a permitir completar 192 días de clases presenciales, 12 más que los que indica el calendario obligatorio. También será obligatoria la jornada extendida para los últimos grados de primaria. Esto significa sumar una carga horaria equivalente a 90 días de clase para 21.500 estudiantes de 6° y 7° grado que hoy tienen jornada simple.

Además, se pondrá en marcha un plan para transformar las horas libres en horas de aprendizaje, dado que es una oportunidad para que los chicos puedan aprender más y seguir recuperando contenidos. En tanto, todos los estudiantes de secundario que adeuden 3 o más materias van a tener que asistir de manera obligatoria a los Centros de Acompañamiento a las Trayectorias Educativas. Son 4 horas más de clase por semana para que puedan adquirir los conocimientos que necesitan.

Sobre medios en la Ciudad