Inclusión educativa

Inclusión educativa con intervención de la modalidad de educación especial en la escuela común de los niños/as con discapacidad o restricciones cognitivas, conductuales, sensoriales o motoras.

Inclusión educativa

La inclusión educativa garantiza el derecho que tienen todos/as los/as niño/a, adolescentes y jóvenes para acceder en condiciones de equidad a la educación, sin admitir discriminación de ningún tipo, brindando a las personas con o sin discapacidades una propuesta pedagógica que les permita el máximo desarrollo de sus competencias y capacidades.
La perspectiva de inclusión educativa asumida promueve una educación abierta a la heterogeneidad de los sujetos de aprendizaje y se compromete profesionalmente para la satisfacción de los requerimientos de la sociedad, dado que considera a la diversidad y responde a las necesidades y particularidades propias de los alumnos/as. De este modo, el sistema educativo desarrollará las redes de interacción y colaboración entre todos los niveles y diseñará estrategias, herramientas y metodologías para eliminar todo tipo de barreras en el proceso de aprendizaje y en la participación de cada alumno/a.

Dispositivos de apoyo a la inclusión

Descripción

El concepto «inclusión educativa» requiere de dispositivos institucionales y áulicos que implementan un modo singular en el abordaje de cada proceso de aprendizaje para garantizar el desarrollo de las trayectorias educativas, y que se constituye en un soporte - sostenimiento. Ello implica contemplar el acceso, participación real y equitativa de estrategias didácticas - pedagógicas inclusivas, derribando toda barrera existente entre el sujeto y el conocimiento.

Noción de los dispositivos de apoyo a la inclusión

Maestro/a de apoyo pedagógico: son docentes que se desempeñan en las escuelas de nivel primario. Su práctica se involucra dentro de la actividad áulica, con alumnos/as que presentan modalidades de aprendizaje que implican el desarrollo de estrategias didácticas - pedagógicas singulares.

Maestro/a de apoyo a la inclusión (MAI): su práctica se desarrolla colaborando y sosteniendo los proyectos de inclusión de algunos alumnos/as que concurren a los establecimientos de los diferentes niveles del sistema educativo. La modalidad de intervención puede ser en forma individual o grupal, apoyando los procesos pedagógicos consensuados entre todos los actores intervinientes (equipo docente y directivo de los niveles) y la escuela de la modalidad especial a la cual pertenecen.

Maestro/a de apoyo psicológico (MAP): la práctica la desarrollan docentes psicólogos o psicopedagogos cuyas intervenciones se realizan en situaciones de niños/as que concurren a escuelas de los distintos niveles del sistema educativo y requieren de manera transitoria sostenerse en una relación uno a uno con un adulto para facilitar su inserción y/o inclusión a la vida institucional.

Maestro/a psicólogo/a orientador/a (MPO): su práctica la desarrollan docentes psicólogos o psicopedagogos que brindan apoyo a alumnos/as que transitan su trayectoria escolar en los Centros Educativos para Niños con Tiempos y Espacios Singulares (CENTES) y que se encuentran en proceso de inclusión en escuelas de los diferentes niveles del sistema educativo. Asimismo, su intervención también se brinda con aquellos niños/as que están escolarizados en algunos de los diferentes niveles del sistema educativo que pueden, por alguna circunstancia, necesitar acompañamiento. En ambos casos, se elaboran estrategias de inclusión en forma conjunta entre todos los actores.

Asistentes celadores para alumnos/as con discapacidad motora (ACDM): contribuyen a garantizar la inclusión de los alumnos/as con discapacidad motora en las diferentes modalidades y niveles del sistema educativo. El desarrollo de su tarea es favorecer la participación de los/as estudiantes en las actividades áulicas, institucionales y extra-programáticas; colaborar con aquellos alumnos/as que requieren la adecuación de los instrumentos pedagógicos implementados por los docentes, atendiendo a la singularidad de cada situación y problemática. Asimismo, asisten a los alumnos/as en las prácticas de higiene y alimentación y contribuyen y promueven en todo momento el autovalimiento y la independencia.

Intérpretes de Lengua de Señas Argentinas (ILSA): su tarea consiste en incluir a los/as alumnos/as con discapacidad auditiva en todos los niveles y modalidades del sistema educativo. Los intérpretes de ILSA tienen como objetivo facilitar la transmisión de los contenidos curriculares y ser agentes de comunicación e integración entre las personas sordas hablantes de Lengua de Señas Argentina y las personas oyentes hablantes del español.


Consultas y orientación

LUGAR DIRECCIÓN TELÉFONO
Dirección de Educación Especial Paseo Colón 255 - 4.º Contrafrente 4340-8158
Supervisión Escalafón A Pedro Ignacio Rivera 4151 5197-6172
Supervisión Escalafón B Pedro Ignacio Rivera 4151 5197-6019
Supervisión Escalafón C Pedro Ignacio Rivera 4151 5197-6106