Tu navegador no está actualizado. Tiene conocidas fallos de seguridad y podría no mostrar todas las características de este y otros sitios web. Aprendé cómo podes actualizarlo.

¿Cómo (re)inventamos la rueda en el BA Lab?

El año pasado diseñamos una actividad en la que compartimos experiencias de trabajo con distintas áreas de gobierno que trabajan para generar innovación en diferentes jurisdicciones del país e inventamos una nueva herramienta. Seguí leyendo y conocé de qué se trata.

Jueves 6 de junio de 2019

Hacia fines del 2018 participamos del Foro de Ciencia, Tecnología e Innovación organizado por la Ciudad de Buenos Aires, al que asistieron servidores/as públicos/as de todo el país de áreas principalmente relacionadas con modernización e innovación. El objetivo del evento era poder intercambiar experiencias para vislumbrar puntos de encuentro y oportunidades de mejora conjunta sobre cómo las ciudades se reinventan constantemente. Con esta herramienta que creamos para este foro y llamamos «rueda de innovación», nuestro desafío fue poder dar un marco de trabajo para las mejoras que podemos hacer en los equipos de Gobierno en materia de innovación, a través de la medición de variables.

¿Por qué diseñamos esta herramienta?

Nuestra actividad aún no estaba definida, lo que teníamos en claro era que debía estar relacionada a la innovación y que teníamos la libertad para diseñar el contenido que consideráramos más adecuado para el bloque. Hicimos una ideación interna para definir qué íbamos a querer que pasara. En un primer momento fuimos por el clásico: construir una definición de «innovación» hacia el 2020 para trabajar a futuro entre todos/as los/as participantes. Decidimos no quedarnos ahí y seguimos indagando en el mundo de las ideas. En esta instancia nos preguntamos: «¿y si hacemos un esquema de los ejes o puntos que debe tener un equipo que está trabajando de forma innovadora para que cada uno mida su nivel de innovación?». Era una propuesta ambiciosa, pero nos animamos al desafío y al hecho de aprovechar la participación en el Foro como un espacio de experimentación para incorporar la medición de resultados a través de variables.

¿Cómo la hicimos?

Terminamos nuestra ideación pero antes de pasar a prototipar volvimos unos pasos hacia atrás para averiguar un poco más. Hicimos investigación de escritorio (una metodología que consiste en la recopilación de fuentes de información de fácil acceso) para saber si ya existía alguna herramienta similar a lo que queríamos desarrollar, qué conceptos se tenían en cuenta, y buscamos métodos de evaluación internos de los que podríamos tomar la forma de medición. Después de esta etapa, logramos tener un relevamiento suficiente como para ponernos a trabajar en el prototipo.

La herramienta, tal y como la concebimos desde ese primer momento consistía en:

  • Una autoevaluación en la que cada persona debe elegir entre varias opciones con cuál identifica más a su equipo o la que mejor refleja lo que habitualmente ocurre en su espacio de trabajo. Estas sentencias se distribuyeron en un cuadro que contaba con tres ejes: actividades, comportamientos e infraestructura, cada uno con su definición y a la vez con drivers internos (subejes vinculados a una acción práctica concreta). En esta línea, las sentencias expresaban distintas realidades que ocurren en los equipos, desde «contamos con presupuesto para prototipar» hasta «siempre que diseñamos un servicio, hablamos con vecinos y convocamos perfiles interdisciplinarios».

  • El diagnóstico hecho a partir de los resultados de la primera parte. A cada una de las sentencias le asignamos un valor numérico: las que expresan estadíos más prematuros de los equipos tienen un valor más bajo, que va aumentando conforme las sentencias se van complejizando y expresando un mayor desarrollo de la innovación. A partir del resultado numérico, esos valores son volcados en un gráfico que decidimos llamar «la rueda», y permite ver de manera sencilla cuáles son los ejes más desarrollados y en cuáles hay que seguir trabajando.

Evaluando el grado de innovación

La herramienta ya tenía forma, pero antes de presentarla en el Foro, realizamos un testeo. Para eso, fuimos nuestro propio «ratón de laboratorio»: cada integrante del equipo hizo la evaluación y comentarios sobre cómo mejorarla. Las mejoras apuntaron principalmente a cuestiones de comprensión de cada driver y a facilitar la elección entre una sentencia u otra, por lo que ajustamos la gradualidad de cada ítem. Hicimos las mejoras correspondientes y ya estábamos listos para hacer girar la «rueda» en el Foro.

¿Qué resultados obtuvimos?

El día de la dinámica participaron municipios como Neuquén, Pilar, Juárez Celman, Morón, Paraná, Trenque Lauquen, La Pampa, Cipolletti, entre otros. Abrimos la jornada y los invitamos a repensar si además de desarrollar proyectos de innovación, estaban trabajando de forma innovadora en sus propios equipos. La actividad cerró con el intercambio de buenas prácticas de las áreas para fortalecer la cultura de la innovación. Al terminar la dinámica el equipo del BA Lab procesó toda la información para graficar los resultados y enviárselos a los/as participantes.

Más allá de los resultados de la jornada en sí, fue también muy valioso haber podido generar una nueva herramienta de medición de rápida implementación y de resultados orientativos sobre la aplicación de la innovación en la organización y dinámica de los equipos de trabajo. Seguimos buscando espacios y experiencias para seguir testeando y mejorándola. Actualmente aplicamos la herramienta en las capacitaciones que brindamos dentro de Gobierno desde el BA Lab, ya que nos permiten tener un primer panorama del equipo que vamos a capacitar y contar con variables que después de un período de tiempo nos permitan volver a evaluar a ese grupo y comprender si hubo modificaciones en la forma de trabajar.

Te invitamos a usar esta herramienta para conocer el grado de innovación en tu equipo. Una vez que realices la evaluación, a la brevedad te enviaremos tu propia rueda con los resultados.

Sobre medios en la Ciudad