Tu navegador no está actualizado. Tiene conocidas fallos de seguridad y podría no mostrar todas las características de este y otros sitios web. Aprendé cómo podes actualizarlo.

Día Mundial de la Energía

El 14 de febrero fue designado en 1949 con el objetivo de promover las fuentes alternativas de energía, generar conciencia sobre el ahorro y disminuir el consumo de energías no renovables.

Jueves 13 de febrero de 2020

La energía es un recurso fundamental para el desarrollo de la sociedad. Su consumo depende de la explotación de recursos naturales, ya que la mayoría de las fuentes energéticas son derivados de combustibles fósiles, que son limitados y cuya extracción implica un elevado costo económico.

Pero también existe el impacto ambiental. Es por ello que resulta vital educar a la sociedad en el desarrollo de valores y consolidación de hábitos necesarios para el uso sostenible de la energía. En este contexto, las energías renovables cobran mayor importancia para no depender de fuentes de energía no renovable, lograr el autoabastecimiento y proteger nuestros recursos naturales.

Brindar Energía Asequible y No Contaminante es uno de los 17 Objetivos del Desarrollo Sostenible estipulados por la Organización de las Naciones Unidas para la agenda 2030.

Desde el Programa Escuelas Verdes promovemos el uso racional y eficiente de la energía mediante diversas acciones para mejorar el rendimiento energético de los edificios escolares.

Energía solar en las escuelas

El año 2019 finalizó con nuevas escuelas que cuentan con paneles solares fotovoltaicos en sus terrazas con una potencia instalada de más de 200kW. Esta innovadora tecnología permite aprovechar la energía solar generada y promueve el consumo responsable y eficiente de la energía, al alentar mecanismos y procesos que conlleven a la reducción del consumo energético en las escuelas.

De esta manera, además de los beneficios ambientales, los paneles se convierten en herramientas que impulsan el desarrollo de diversos proyectos relacionados a las energías renovables y otras temáticas ambientales. Esto incluye acciones de capacitación y concientización acerca de la importancia del uso racional de la energía tanto dentro como fuera del ámbito escolar.

Recambio de luminarias

En el 2018 nació este proyecto en articulación con la Agencia de Protección Ambiental (APrA), el cual consiste en cambiar la iluminación de tecnología existente de los edificios escolares por tecnología LED, que en promedio es 40% más eficiente, de menor consumo y mejor iluminación. El objetivo es mejorar la calidad de iluminación en las escuelas de gestión estatal y ahorrar en el gasto del servicio eléctrico para su disponibilidad a otros usos. Durante ese primer año se alcanzaron a 44 escuelas y el año pasado a 42 escuelas.

Laboratorio de Energías Renovables

En la Escuela Media N° 3 DE 4, en La Boca, existe un espacio educativo innovador y el primero de su tipo en la región. El Laboratorio es un centro de aprendizaje interactivo cuyo objetivo es sensibilizar a los docentes y alumnos acerca del uso responsable de la energía en un contexto global de cambio climático, y promover su gestión sostenible.

La propuesta pedagógica permite trabajar con los equipos y maquetas de las 10 estaciones que se encuentran tanto en el Laboratorio como en la terraza de la escuela. De esta manera se pueden estudiar los procesos y conceptos físicos involucrados en la generación de energía y el aprovechamiento de las fuentes renovables como la solar, la eólica, la cinética y la undimotriz.

En este espacio no solo se enseña a los/as estudiantes sobre el cuidado del ambiente, sino que también se capacitan a docentes de otras escuelas que asisten a los ciclos de talleres sobre energías renovables y cambio climático organizados por el Programa Escuelas Verdes.

Consejos sustentables

Les compartimos simples consejos que podemos poner en práctica para administrar correctamente el uso de energía en casa, la escuela o la oficina:

  • Aprovechar al máximo la luz natural del exterior y apagar luces si no es necesario su uso.
  • Comprar lámparas LED. Consumen 10 veces menos y dura hasta 40 veces más que las comunes.
  • Poner el aire acondicionado a 24°C. Nunca dejarlo encendido si no hay nadie utilizándolo. Chequear que no haya ventanas abiertas.
  • Desconectar los equipos que no se estén usando: electrodomésticos, PC, juegos y cargadores de celulares, tablets o notebooks. Los aparatos en modo stand-by consumen el equivalente a dos lámparas LED, y es energía que se desperdicia.
  • Evitar lavar la ropa o planchar en los horarios de mayor demanda de energía; hacerlo después de las 9 de la noche o temprano a la mañana.
  • Usar eficientemente el lavarropas, secadora y lavavajillas. Utilizarlos a carga completa y evitarlos siempre que se pueda, como por ejemplo, la secadora.
  • Mantener aire acondicionado, heladeras, hornallas y lámparas en buenas condiciones. Los aparatos limpios consumen menos.

Sobre medios en la Ciudad