Cóndor Andino

El espíritu viviente de los Andes.

En esta página:


Más que un ave

Las especies cumplen funciones vitales en la naturaleza y es por eso que es tan importante protegerlas. El cóndor andino (Vultur gryphus) es una especie carroñera (necrófaga) que contribuye al proceso de descomposición de algunos animales muertos. Puede consumir hasta 4 kg de restos de animales en un día y almacenar parte de ese alimento en su buche. Gracias a su fuerte y ágil pico, es capaz de abrir el cuero de grandes animales, permitiendo que otras especies carroñeras puedan acceder al alimento. Además de tener un rol biológico invaluable, ocupan un lugar central en la cosmovisión de los pueblos originarios quienes lo honran hace miles de años.

Volver al índice


Distribución natural

Se distribuye en Sudamérica desde Venezuela hasta Tierra del Fuego e Islas de los Estados en Argentina, a lo largo y ancho de la Cordillera de los Andes. Llega a volar hasta los 10000 metros sobre el nivel del mar.

Gracias al esfuerzo de conservación internacional “El Retorno del Cóndor al Mar”, en el marco del Programa de Conservación Cóndor Andino, fue posible re-introducir a la especie en su antigua área de distribución en la costa atlántica de la Patagonia, como la localidad Sierra Pailemán, provincia de Río Negro; donde estuvo extinta por más de 1 siglo.

Volver al índice


Un ave majestuosa

El cóndor andino es un ave autóctona y endémica de Sudamérica. A simple vista podemos diferenciar cuál es macho y cuál hembra (dimorfismo sexual). El macho posee cresta (carúncula) y el iris es de color café. La hembra no posee cresta y tiene el iris de color rojo. A diferencia de otras aves, el cóndor no construye nidos. Utiliza las cuevas o sitios protegidos similares para anidar e incubar un único huevo. Crían un pichón cada 2- 3 años.

Descargá la infografía

Volver al índice


Programa de conservación de Cóndor Andino (PCCA)

El programa se inició en 1991 y desde entonces contribuimos a la conservación de esta especie y su ecosistema. Para lograr ese objetivo en el Ecoparque trabajamos en:

  • El rescate y la rehabilitación de ejemplares silvestres.
  • La incubación y cría de pichones en aislamiento humano para luego reintroducirlos en sus ambientes naturales.
  • El seguimiento y estudio de sus poblaciones.
  • La educación y difusión de las diferentes amenazas que afectan a la especie como el uso de cebos tóxicos, la intoxicación por balas de plomo y los vertederos a cielo abierto, entre otras.

Volver al índice


Lejos pero muy cerca

El cóndor andino está considerado Amenazado a nivel nacional y a nivel internacional se encuentra Vulnerable en Sudamérica. Su conservación depende de las acciones que llevemos a cabo. Te damos algunos consejos prácticos para ayudar a la especie:

  • Difundí información sobre el cóndor. ¡Cuántos más seamos los que conozcamos a la especie, mejor!
  • Si viajas a un lugar donde habitan cóndores:
    • Respetá la naturaleza, disfruta observándola y no la perturbes;
    • Avisá a alguna autoridad del lugar si ves actividades que puedan afectar a las especies o el ambiente;
    • Si salís a avistar cóndores prestá atención. Si en su ala tiene una banda con un número podés compartir esta información con nosotros.

Volver al índice


En Ecoparque seguimos trabajando para la conservación de más especies autóctonas