Un centenar de aves a metros del subte

Descubriendo a las aves en plena ciudad…

En esta página:


Garza blanca
(Ardea alba)

Te invitamos a descubrir un mundo alado

Los urbanitas compartimos la ciudad con fauna que a veces no conocemos. En ese sentido, siempre que haya algún espacio con vegetación podremos descubrir aves que lo visitan. Las grandes áreas verdes de la Ciudad son los espacios donde podemos encontrar la mayor cantidad de aves; y si esas áreas cuentan con cuerpos de agua y plantas nativas es muy probable que el número de especies sea más importante de lo que creemos. En el Ecoparque, en cada uno de los ambientes recreados, podremos encontrar distintas especies de aves. Te invitamos a conocerlas!

Cardenal copete rojo
(Paroaria coronata)

Volver al índice


Un espejo de agua, una gran convocatoria

El agua siempre convoca a la fauna. El antiguo Lago Darwin, en la actualidad recreado como laguna pampeana, se transforma en el lugar ideal para observar aves acuáticas. Así podremos hallar patos, encontrar pescando a las garzas y buceando a los inconfundibles biguáes. Si estamos muy atentos, quizás podamos ver algún martín pescador posado al acecho en ramas cercanas al agua.

Biguá
(Phalacrocorax brasilianus)

Volver al índice


Los árboles, ¡grandes aliados!

Los árboles brindan refugio y alimento a las aves. Entre las ramas de los árboles siempre podremos descubrir aves como horneros, tacuaritas azules y tordos músicos en grupo, emitiendo su canto melodioso. En busca de frutos podremos encontrar torcazas y calandrias. Escudriñando la corteza de ramas y troncos, a los carpinteros y a los chincheros.

Carpintero real
(Colaptes melanochloros)

Volver al índice


Silbidos, trinos y gorjeos: descubiertos por sus cantos!

Otra manera de descubrir a las aves es escuchando atentamente. Muchas especies son descubiertas por sus vocalizaciones: reconociendo sus particulares sonidos podremos descubrir zorzales colorados, ratonas y picaflores. O a través de su inconfundible grito, localizar en lo alto de los árboles al gavilán mixto.

Sin necesidad de aguzar mucho el oído, aparecen los integrantes de la familia de los loros: cotorras, catitas chirirí* y ñanday*, siempre bullangueros, moviéndose en grupo.

(*Estas dos últimas, provenientes del norte de nuestro país y establecidas en la ciudad hace poco más de dos décadas).

Gavilán mixto
(Parabuteo unicinctus)

Volver al índice


Tips para empezar a observar aves

Estas son algunas recomendaciones para quienes quieran seguir descubriendo este mundo alado:

  • Avanzar lentamente y en silencio. Con todos nuestros sentidos en alerta.
  • Oídos en alerta: recordemos que muchas aves se descubren a través de sus cantos.
  • Vista en alerta: pequeños movimientos entre la vegetación pueden indicar la presencia de un ave!

Para quienes quieran comenzar a reconocer o identificar aves se recomienda:

  • Cámara, o celular, preparados! Siempre una foto nos ayudará a identificar la especie que vimos. Ideal si podemos conseguir binoculares.
  • Hacerse de una guía de aves o guía de campo, en formato libro o digital.
  • Examinar y tomar nota de: color del plumaje, tamaño, largo y forma de la cola, forma del pico, color y forma de sus patas. Dónde los vimos y qué hacían también ayudará a determinar la especie.

Picabuey
(Machetornis rixosa)

Volver al índice


En Ecoparque seguimos trabajando para la conservación de más especies autóctonas

Galería de imágenes