Una plataforma para la acción de futuras generaciones

Prólogo del Jefe de Gabinete de Ministros, Lic. Horacio Rodríguez Larreta.

El presente trabajo constituye un aporte significativo a la normalización de los grandes lineamientos del diseño urbano de la Ciudad de Buenos Aires, elaborado conjuntamente entre los ministerios y áreas de gobierno involucradas. Se propone como una referencia ordenadora, no con un criterio normativo, sino más bien indicativo, escrito sobre la base de la experiencia de gestión de más de seis años y sostenido por nuestra interpretación de lo que son criterios de éxito en la implementación de políticas públicas.

A lo largo del tiempo que llevamos conduciendo la Ciudad hemos aprendido, contribuido y volcado de nosotros mismos.

Entre los quehaceres estatales existen muchos elementos críticos que a veces se esconden detrás de una gran cantidad de normativas, prácticas y costumbres más o menos importantes. El éxito de los procesos de modernización de la gestión y reforma de procedimientos depende de la sagacidad de quienes identifican estos elementos centrales. No hay, ni puede haber, un proceso exitoso de mejoramiento de la administración si no es sobre la base de un correcto diagnóstico.

Muchas de las indicaciones aquí contenidas no son patrimonio de esta gestión, sino que reflejan la forma de trabajar que ha decantado y se ha consolidado en los últimos años, con su componente tradicional y el aporte de nuestro equipo de trabajo, comprometido genuinamente con la construcción de una Ciudad mejor.

La prueba más fiel de la valoración de la gente sobre la calidad de los bienes públicos es el alto nivel de consenso logrado en los últimos años entre los vecinos de la Ciudad respecto del vuelco que la gestión ha logrado en el funcionamiento del Estado porteño. No creemos que por ello la tarea esté concluida, pero sí estimamos que podemos ofrecer una guía firme, una plataforma para la acción de futuras administraciones.

Esfuerzos de formalización como el encarado en estas páginas, muchas veces son antipáticos, pues parecen adoptar la posición de quien dicta respuestas prefabricadas. Sin embargo, elegimos correr ese riesgo, en la convicción de que con estas pautas de trabajo estamos favoreciendo a hacer una Ciudad más moderna, funcional, inteligente y linda para todos los argentinos.