Dispositivo de alojamiento protegido para adultos mayores víctimas de violencia

Brindamos un espacio de residencia temporario con domicilio reservado para personas de 60 años o más víctimas de violencia.

Por medio del dispositivo de alojamiento protegido para adultos mayores víctimas de violencia, ofrecemos un espacio de residencia temporario con domicilio reservado a personas de 60 años y más víctimas de violencia familiar o de las personas con las que conviven, en situación de alto riesgo para su integridad física y/o psíquica que amerite que deban ser separadas de sus agresores para recibir protección, contención y tratamiento adecuados.

El servicio se encuentra a cargo del equipo del programa Proteger y se encuentra destinado tanto a a adultos mayores que sean directamente atendidos por este programa, o que sean derivados de la Oficina de Violencia Doméstica de la Corte Suprema de Justicia de la Nación (OVD).

También puede ser solicitado por este u otros organismos con competencia en la temática, siempre que el requerimiento se encuentre debidamente fundamentado.

Denunciá el maltrato al adulto mayor llamando a la línea telefónica 137 »

Una vez que la persona mayor víctima de violencia ingresa al programa, el equipo interdisciplinario elabora un plan integral de atención que atiende los aspectos físicos, psicológicos y sociales de la persona. Además, se fomenta la participación de los adultos mayores alojados en actividades preventivas generales tendientes a reforzar su autoestima, fomentar su autonomía, promover sus potencialidades, y prevenir o revertir el aislamiento en el que se encuentran inmersos.

Requisitos

  • Tener 60 años o más.
  • Residir en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.
  • Víctimas de violencia física y/o psicológica por parte de integrantes de su grupo familiar o convivientes sin relación de parentesco, en situación de alto riesgo para su integridad física y/o psíquica.
  • Haber hecho la denuncia ante la Justicia Ordinaria con competencia en asuntos de Familia o Penal, según el caso.
  • No padecer trastornos mentales o de conducta que requieran de su atención en un efector especializado.

Contacto