Hogares de residencia permanente

En estos espacios brindamos asistencia integral a adultos mayores que carezcan de vivienda, cobertura social y estén en situación de vulnerabilidad social, carentes de apoyo familiar y/o sin red de contención.

En los hogares de residencia permanente ofrecemos alojamiento a las personas mayores en espacios de puertas abiertas con atención integral. Se atienden las necesidades cotidianas del adulto mayor en forma integral y continua, promoviendo e incrementando la calidad de vida y evitando situaciones de marginación y exclusión social.

Se requiere del consentimiento de la persona mayor a ser alojada y el compromiso de sus familiares de colaborar en el bienestar del adulto mayor y participar con la institución que brinda la prestación.

Destinatarios: personas mayores a partir de los 60 años que presenten problemas de alojamiento y se encuentren en situación de indigencia.

Servicios

  • Alojamiento, alimentación, atención kinesiológica, psicológica y odontológica, y servicio de enfermería las 24 horas.
  • Atención de la situación social y familiar de los residentes.
  • Talleres de recuperación de la lectura y la escritura.
  • Actividades recreativas, culturales o laborterapéuticas y salidas recreativas.

Ubicación

  • Hogar Dr. Alejandro Raimondi
    Calle 75, entre 2 y 4 - Necochea, Provincia de Buenos Aires
    (02262) 432667 / 421621 / 425302

Requisitos

  • Cumplir, conforme a la valoración integral del Equipo Interdisciplinario del Área Admisión de la Dirección General de Promoción y Servicios de la Secretaría de Tercera Edad, con los indicadores exigidos para el ingreso en el Centro Residencial. El mismo contempla las siguientes variables: situación socio-familiar, situación de incapacidad física y psíquica, situación económica, vivienda, reagrupamiento familiar e integración en la comunidad, edad y evaluación de otras circunstancias.
  • Tener domicilio en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires o justificar su residencia en ella durante los dos últimos años, por cualquier medio fehaciente.
  • Ser mayor de 60 años.
  • No poseer obra social o de salud que cubra la prestación de internación geriátrica, en forma directa o mediante subsidio, exceptuándose los casos en que exista un convenio de la misma con el Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.
  • Carecer de una red familiar o social continente que resulte obligada a darle asistencia y cuidado para realizar las actividades de la vida diaria de manera tal que la persona mayor pueda desenvolverse de manera digna y satisfactoria.
  • Carecer de bienes propios y de ingresos económicos suficientes para su supervivencia. En el caso de que percibieran haberes previsionales de cualquier modalidad o tuvieran asignada pensión o dinero del exterior, o poseyeran un bien que produjera alguna rentabilidad, el monto total de ingresos por todo concepto no podrá superar el valor expresado en pesos de la medición actualizada de la línea de indigencia.
  • No poseer vivienda.
  • No padecer trastornos mentales o de conducta que produzcan problemas de integración social.

Contacto