Adultos Mayores en los barrios

Para hacerle frente a la pandemia del coronavirus, desde el ministerio de Desarrollo Humano y Hábitat se pusieron en marcha 5 líneas de acción orientadas a mitigar el impacto de un virus de altísima contagiosidad.

Programa para Personas Mayores

Como parte de la estrategia integral llevada a cabo dentro de los barrios populares abrimos Centros temporales de Resguardo para preservar la salud de quienes teniendo más de 70 años no pudieran cumplir con el distanciamiento social requerido en sus casas. Además, impulsamos el programa “Promotores barriales”, para asistir a las personas mayores que necesitaran ayuda con la compra de medicamentos y alimentos. El programa está en nueve barrios: 21.24, Barrio 20, Barrio 31, Piletones, Rodrigo Bueno, Barrio 15, Barrio Inta, Villa Soldati y 1.11.14.

Detalles del programa

  • Promotores Barriales para mayores que viven solos en situación de vulnerabilidad

Pueden realizar el distanciamiento en sus casas con la ayuda de promotores de salud de los barrios. Se asigna un promotor capacitado para que los asista en las compras, los acompañe afectivamente y fomente las medidas de cuidado e higiene del domicilio. 1 promotor barrial cada 10 adultos mayores. Esta asistencia también la puede ofrecer un familiar o un vecino siguiendo las mismas indicaciones. La idea es fomentar los lazos existentes en los barrios y en caso contrario acudir a un promotor barrial.

  • Centros Temporales de Resguardo para mayores que viven en situación de vulnerabilidad

Cuando por las condiciones de su vivienda no puedan hacer el distanciamiento en su propio domicilio, la Ciudad ofrece alojamiento en establecimientos acondicionados para realizar el aislamiento sin descuidar su vinculación afectiva. Ahí hay personas a cargo del cuidado, la asistencia y la contención de los adultos mayores: se les brinda alimento y atención médica en el caso de que lo requieran; y están acompañados por especialistas del Ministerio.

Hay 27 centros con un total de 343 camas: 177 para abuelos y 166 para personas en situación de calle o personas con consumo problemático de sustancias.

Dado que el abordaje paralelo a estos centros pudo contener el avance del virus en los barrios de manera efectiva los centros se irán cerrando de manera gradual en tanto no sean necesarios.

Galería de imágenes