Nuevas regulaciones

Análisis del impacto que las iniciativas del Gobierno pueden generar sector productivo.

El fin de esta línea de trabajo es que las áreas de Gobierno que desean impulsar nuevas normativas o modificar las existentes, proporcionen evidencia que justifique su necesidad, conforme a lo establecido por la Resol. 169/2018 SSDECO. Esto se realiza siguiendo los lineamientos establecidos por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) y trabajando en forma coordinada con la Secretaría de Simplificación Productiva del Gobierno Nacional. Para el análisis de la evidencia, se observan los siguientes aspectos:

  • Problema: se requiere poder identificar una necesidad o falla de mercado concreta para dar origen a una nueva regulación.
  • Objetivo: es importante establecer claramente qué es lo que se busca con la normativa para que sea evaluable en términos de lo que el área determine. Este punto también contribuye a la transparencia y una mejor comprensión sobre su necesidad.
  • Alternativas consideradas: para poder alcanzar un cambio cultural es necesario generar incentivos para pensar en otros caminos y que regular no sea siempre la única respuesta ante los problemas. Además, esto permite identificar la mejor opción, o sea, la que permite lograr los objetivos perseguidos al menor costo para el sector privado.
  • Participación ciudadana: implicar a los afectados produce mejores resultados. Un diálogo genuino genera mayor confianza en el proceso de regulación y comprobar que la propuesta es efectivamente la mejor solución.
  • Buenas prácticas
    • Fecha de vencimiento: si la normativa regula un problema transitorio, debería tener un plazo de vigencia determinado.
    • Evaluación ex-post: analizar el impacto de la regulación, posterior a su implementación
    • Basada en resultados: foco puesto en regular los objetivos y no los procesos para alcanzarlos
    • No duplicación de documentación: no solicitar información generada por la Administración Pública para realizar trámites
    • Digitalización: posibilidad de cumplir con la regulación por medios digitales
    • Reducción de registros: la nueva regulación no debe generar nuevos registros para su implementación

  • Costos calculados: el área que propone la normativa debe calcular los costos para las empresas, que van desde costos directos como tarifas administrativas e impuestos hasta los costos de cumplimiento como los que genera la entrega de dpcumentación, capacitaciones o adaptación de las instalaciones entre otros.
  • Ahorro burocrático: este es uno de los criterios más importantes porque es el que genera mayor impacto directo sobre las empresas. Se busca incentivar que las nuevas normativas eliminen normativas anteriores que se encuentran desactualizadas, o que la nueva propuesta sea superadora y además implique menos costos burocráticos para las empresas. Se estableció el criterio de 1x1: para generar nuevos costos burocráticos al sector privado, se deben eliminar primero el mismo monto de costos burocráticos antiguos.