Tu navegador no está actualizado. Tiene conocidas fallos de seguridad y podría no mostrar todas las características de este y otros sitios web. Aprendé cómo podes actualizarlo.

Cómo aprovechar al máximo los alimentos usando huevo

El huevo es un alimento ideal para crear nuevas preparaciones con restos de comidas y evitar el desperdicio de alimentos

Viernes 2 de octubre de 2020

En CABA se desperdician por día 26 toneladas de alimentos. Los consumidores porteños tiran un promedio de 8,4 kg de comida por año en sus hogares (2,9 kg por habitante). En 2016, esto representó un total de 9.500 toneladas de alimentos desperdiciados a nivel urbano (Estudio realizado por el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y la Universidad de Bologna). Para evitar que esto siga así y reducir el desperdicio, es indispensable que todos los hogares tomen conciencia de esto antes de tirar restos de comida que pueden transformarse y generar nuevos platos.

El huevo es un aliado único y versátil que permite transformar restos de comidas en nuevas preparaciones, tanto dulces como saladas.

Nutricionalmente, el huevo es un alimento muy completo: aporta proteínas, grasas de buena calidad (mayormente insaturadas) y casi todas las vitaminas y minerales, carece sólo de vitamina C. Un huevo aporta aproximadamente 190 mg de colesterol. En la actualidad, son varias las guías internacionales que eliminaron la restricción de limitar la cantidad diaria a 300 mg, ya que el colesterol de la dieta se absorbe en un pequeño porcentaje y el impacto en los niveles en sangre es bajo. Las Guías Alimentarias para la Población Argentina recomiendan consumir hasta un huevo por día. También, aporta más de 6 g de proteína, lo que representa alrededor del 10% de la recomendación diaria de un adulto y el 30% de la de un niño en edad escolar.

Debido a sus propiedades, el huevo es un ingrediente muy útil en la cocina, puede ser usado como espumante al batirlo, por ejemplo, para preparar un bizcochuelo; como emulsionante; como colorante por sus pigmentos en yema; como aglutinante porque la yema y la clara al mezclarse forman una especie de gel que ayuda a unir otros ingredientes; y por último, su acción coagulante al entrar en contacto las proteínas con el calor en la cocción. Algunas preparaciones con huevo crudo pueden resultar peligrosas. Por eso, se recomienda cocinar siempre hasta que la yema y la clara estén firmes, lo que se produce alrededor de los 75ºC.

También, es importante al momento de la compra no adquirir huevos que tengan manchas ni roturas en la cáscara, y al llegar a hogar se deben cepillar suavemente para retirar restos de materia fecal que puedan contener, previo a su conservación en heladera (por hasta 21 días). Los huevos deben lavarse únicamente previo a su uso y no al guardarlos en heladera.

Algunas ideas de preparaciones caseras con huevo para aprovechar al máximo todos tus alimentos pueden ser:

  • Preparaciones a base de frutas muy maduras o machucadas: budines, tortas, tartas, pancakes con avena, waffles, mousses, muffins, tostada con huevo revuelto con pera o manzanas y canela.

  • Preparaciones a base de restos de vegetales: tortilla de papa y acelga, omelette de espinaca, revuelto de zapallitos, colchón de arvejas, tarta de puerros, empanadas de espinaca y huevo, soufflé de calabaza, croquetas de zanahoria, milanesas de berenjenas, budín de brócoli, budín de cebolla y queso, huevos al horno con tiritas de vegetales, ensaladas de mix de vegetales y huevo duro, tostados veggie. Algunas opciones dulces con vegetales pueden ser torta de remolacha, budín de zanahoria y naranja, muffins de calabaza y cacao, torta de batata y chocolate amargo.

  • Restos de carnes cocidas: procesada en hamburguesas ligadas con huevo, en rellenos, como salpicón con vegetales y huevo, albóndigas, etc.

  • Restos de pasta o arroz cocido: muffins, croquetas o budines combinados con huevo y vegetales; niditos de fideos al horno con huevo, tortillas con vegetales, revueltos, sopas con huevo poché, ensaladas con huevo y vegetales, etc.

Algunas recomendaciones a tener presente al momento de cocinar son no excederse con el agregado de azúcares (azúcar blanco, azúcar rubio o mascabo, miel o jarabes), sal y grasas; y preferir el agregado de aceites vegetales en vez de manteca o margarinas.

Debido a las medidas establecidas en relación a COVID-19 (coronavirus), las Estaciones Saludables están cerradas como medida de prevención para cuidar al personal y a los vecinos. Por tal motivo se adaptaron las actividades de asesoría nutricional a diferentes modalidades de atención virtual. Para más información te invitamos a seguir nuestras redes BASaludable en Instagram, Facebook y Twitter.

Sobre medios en la Ciudad