Tu navegador no está actualizado. Tiene conocidas fallos de seguridad y podría no mostrar todas las características de este y otros sitios web. Aprendé cómo podes actualizarlo.

Protocolo para la visita de público a salas de Museos de la Ciudad

Regulaciones para las visitas a los museos de gestión pública y privada de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Este protocolo se aplica a los visitantes y al personal, sea propio o contratado, de los Museos públicos y de gestión privada de la Ciudad de Buenos Aires.

A quién está dirigido el protocolo:

  • Personal y equipos de trabajo de Museos de gestión pública
  • Personal y equipos de trabajo de Museos de gestión privada
  • Personal de subcontratistas
  • Público general

Conocé el protocolo

El protocolo establece que las tareas y los procesos laborales deberán planificarse para que los trabajadores puedan mantener la distancia interpersonal de 2 metros. De ser necesario para garantizar el distanciamiento en oficinas, se establecerán jornadas laborales organizadas en diferentes grupos de trabajo.

Asimismo, las visitas serán de lunes a domingos, horario máximo entre las 10 y las 20 horas. En la medida de lo posible, se recomienda el uso de mamparas o pantallas en las cajas de cobro que aseguren la protección del vendedor/cliente.

Se sugiere la modalidad de reserva previa de entradas que deberá ser facilitada con antelación por algún sistema digital que implementen los museos y que será verificado al ingreso del establecimiento.

La dirección del museo deberá tener un listado detallado del público asistente al evento, debiendo exigir los datos personales de los concurrentes e indicando que no tienen síntomas referidos a COVID. Dichos datos deberán ser conservados por el organizador. Los mismos, podrán ser requeridos por la autoridad de aplicación de considerarlo conveniente.

Se debe mantener una distancia mínima de 2 metros con cualquier persona y el uso de tapaboca es obligatorio.

Se establecerán circuitos de recorrido en sentido único para impedir acercamientos imprevistos; las puertas interiores deben mantenerse abiertas (para no ser tocadas) o ser higienizadas constantemente.

El factor de ocupación será de 1 persona cada 15 m2, a tal fin deberá tenerse en cuenta únicamente la superficie libre destinada a la exhibición de obras. El establecimiento se obliga al control estricto de dicha capacidad. Se recomienda que en cada sala de exposición se coloque un cartel en lugar visible, indicando su capacidad máxima o aforo.

Las visitas serán individuales, es decir, una persona o un grupo de convivientes que no superen las 4 personas que se deberán mantener juntos; si se separan, deberán respetar el distanciamiento social. El uso de los ascensores quedará limitado a los casos estrictamente necesarios para aquellas personas que no puedan utilizar las escaleras. Se realizará en forma regular la ventilación de todos los ambientes para permitir el recambio de aire.

El museo deberá controlar estrictamente la capacidad.

El protocolo establece además que sólo estará permitida la visita contemplativa al museo, no la celebración de actividades culturales y educativas. Las muestras carecerán de eventos de inauguración, performances o cualquier otra situación que represente aglomeración de personas. No se permitirán instalaciones artísticas participativas ni tocar las obras.

Se reemplazará la entrega de tarjetas, textos de sala y catálogos por sus versiones digitales. Se podrán utilizar dispositivos como audioguías, auriculares, tablets o pantallas (que requieran manipulación), siempre que se realice una desinfección sistemática después de cada uso.

Se permite el servicio gastronómico de locales que se encuentren en terrazas o patios internos al libre, los cuales deberán adecuar su funcionamiento a lo establecido en los protocolos aprobados para el desarrollo de su actividad.

Las salas y los lugares de circulación del público así como los espacios de trabajo del personal se mantendrán en condiciones adecuadas de limpieza y desinfección. Todo material que se reciba en el museo deberá ser desinfectado y aquel que no pueda desinfectarse deberá mantenerse durante 48 horas en aislamiento o aclimatación. Las obras de arte o bienes culturales no deben ser vaporizadas con alcohol u otras sustancias. Toda manipulación de cajas u obras deberá ser precedida por una exhaustiva higiene de manos.

Se deberá acondicionar un espacio cerrado para aislar temporalmente a quien pudiera presentar síntomas compatibles con COVID-19 durante su estancia en el museo.