Tu navegador no está actualizado. Tiene conocidas fallos de seguridad y podría no mostrar todas las características de este y otros sitios web. Aprendé cómo podes actualizarlo.

Protocolo para el funcionamiento de espacios culturales al aire libre

Regulaciones para la realización de actividades en patios al aire libre y terrazas de espacios culturales que podrán retomarse en la Ciudad de Buenos Aires bajo medidas de seguridad para la prevención del Covid-19.

Este protocolo se aplica a asistentes a espectáculos y/o al personal propio, contratado, artistas, colaboradores que desarrollen las actividades artísticas de carácter musical, editorial, teatral, visual, audiovisual, de danza y aquellas vinculadas al arte del espectáculo en los establecimientos o espacios cuya habilitación o permiso sea compatible con la actividad.

A quién está dirigido el protocolo:

  • Establecimientos culturales
  • Personal propio o contratado afectado al desarrollo de la actividad por parte de los espacios culturales
  • Proveedores esenciales que interactúen en los espacios de trabajo y/o cualquier persona involucrada directamente en la prestación de servicios
  • Público general

Conocé el protocolo

El protocolo establece que podrán desarrollar las actividades artísticas de carácter musical, editorial, teatral, visual, audiovisual, de danza y aquellas en general vinculadas al arte del espectáculo, de creación e interpretación en los establecimientos o espacios cuya habilitación o permiso sea compatible con la actividad, que se encuentren inscriptos en alguno de los registros del Ministerio de Cultura del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y previo cumplimiento de lo establecido por las áreas competentes respecto a la tramitación de permisos, seguros y toda aquella norma que sea aplicable al caso.

La oferta cultural solo se podrá desarrollar en patios y terrazas de los establecimientos y/o sobre veredas, calzadas y espacios públicos habilitados, cumplimiento a la normativa dictada al respecto y a lo dispuesto en el protocolo.

Se podrá disponer al púbilco en mesas o en sillas (sin mesas). En el primer caso, la distancia entre las mesas deberá ser como mínimo de 2 metros y la distancia entre los asistentes en cada mesa deberá ser de 2 metros, y las mesas deberán ser como máximo para una capacidad de cuatro (4) personas. En el segundo caso, las sillas pueden disponerse de manera individual o en tándem de un máximo de cuatro (4) sillas y la distancia entre cada silla o tándem de sillas debe ser de un mínimo de 2 metros. Las mesas, sillas y superficies deberán desinfectarse luego de que se retire cada persona y previo a que se siente una nueva.

En cuanto al cobro de servicios, se recomienda el uso de medios de pago electrónicos. En la medida de lo posible, se recomienda usar mamparas o pantallas en las cajas de cobro que aseguren la protección de vendedor/cliente.

En el caso de que el espacio cultural brinde oferta gastronómica y quiera hacer uso de la misma, se deberá respetar el protocolo “Protocolo para el funcionamiento de locales gastronómicos (al aire libre) para prevención y manejo de casos de COVID-19”

Asimismo se deberá revisar y adecuar las diferentes tareas fundamentales en base a trabajo por cohortes, de manera tal de garantizar las medidas de prevención durante toda la jornada de trabajo, como son, entre otras, la distancia entre personas de al menos 2 metros, llevar al mínimo posible la convivencia simultánea de personas en un mismo espacio físico, uso de cubrebocas en todo momento tanto para el personal como para las personas ajenas al establecimiento.

La interacción en el escenario entre los artistas será de al menos de 2 metros de distancia con tapaboca y en caso que no puedan usarlo deberán guardar una distancia mayor. La cantidad de personas en escena deberá ser acorde al coeficiente de ocupación de 1 persona cada 4m2 en superficie descubierta ó al aire libre. El espacio escénico deberá separarse, como mínimo por 4 metros respecto del espacio de disposición del público.

Deberá tratar de minimizarse los cambios de vestuario y la utilización de camarines. En caso que sea indispensable su uso, deberá cumplirse con las pautas del presente protocolo. Cuando los artistas tengan que necesariamente cambiar vestuario, deberán hacerlo en camarines o espacios que cumplan con el distanciamiento social, sin intervención del vestuarista, previa y posterior higiene de manos. Los camarines no podrán ser compartidos por los artistas por lo que se deberá ampliar el horario de citación previa a cada actividad cultural para establecer turnos.

Se deberá proceder a la limpieza y desinfección de todos los elementos (materiales técnicos, utilería y de escena) antes y después de cada ensayo o función.

Se destinará un sector del espacio cultural o lugar donde se desarrolle la actividad para higiene y desinfección de todo el personal interviniente. El personal que realice el armado deberá cumplir con todas las medidas de higiene y desinfección previstas en el presente protocolo. Previo al armado deberá ser desinfectado el espacio de uso, o lugar donde se desarrolle la actividad y los elementos a montar.

Todos los instrumentos, equipos de sonido, transmisión y luces al igual que sus periféricos deberán ser desinfectados antes del ingreso al espacio cultural y al finalizar la actividad. En caso de la utilización de instrumentos de viento se deberá colocar una barrera de acrílico para evitar la propagación de aire.