Nomenclatura urbana

Se ocupa de establecer las razones de los nombres de las calles, hospitales, escuelas, estaciones de subterráneos, monumentos, etc.

El asesoramiento técnico referido a la historia de la ciudad y en especial a la nomenclatura urbana genera la redacción de informes y la recepción de expedientes, carpetas, notas, registros y oficios judiciales sobre temas relacionados con el proceso histórico de la Ciudad, sus barrios, sus calles, lugares y acontecimientos de trascendencia simbólica, homenajes públicos a personalidades, etc.

Estos informes pasan a aumentar nuestro archivo técnico y documental, el cual permite aproximarnos a la verdadera intención o destinatario, muchas veces implícito, de las denominaciones de los espacios públicos.

El resultado de esta tarea, cuando la actuación es girada por la Legislatura, es tenido en cuenta para el dictado de leyes. En el caso del Ejecutivo, el informe puede servir como base para la elaboración de decretos, resoluciones, etc.

La nomenclatura urbana ofrece una valiosa lectura historiográfica de la política de la ciudad. Se puede hacer historia con los monumentos y con las calles, las que se proponen y las que se censuran, las que se borran y las que se agregan.

La ley 83, rige la nomenclatura desde noviembre de 1998. Se adecuó a la flamante Constitución de la recién nacida Ciudad Autónoma de Buenos Aires. La ley 865 sancionada en agosto 2002 amplió su contenido. El resguardo del orden constitucional, el repudio al terrorismo de Estado y la incorporación de la figura de “desaparición forzada”, son ejes taxativamente contenidos en dichas normas. Además, ley 1206 dispuso un límite a los cambios de nombres declarando “Patrimonio Histórico a todas las denominaciones, con normativa oficial o no, anteriores a la ordenanza del 28 de octubre de 1904”.

La subgerencia operativa investigaciones es integrante de la Comisión Permanente de Nomenclatura Urbana (Ordenanza 48.725-1994, Decreto 1316-1995).

Cantero central San Francisco de Asís

Francisco de Asís (Asís, Italia, 1182-1226) fundador de la orden franciscana. En 1202 insatisfecho con el tipo de vida que llevaba se entrega al apostolado y a servir a los pobres, predicando la pobreza como un valor y propuso un modo de vida sencillo basado en los ideales de los Evangelios. Es autor del poema Cántico de las criaturas o Cántico del hermano sol, que influyó en buena parte de la poesía mística española posterior. Fue canonizado dos años después de su muerte, el 15 de julio de 1226.

La ciudad recuerda a través de la Ley Nº 4940 al santo al denominar al cantero central ubicado en la calle Francisco Bilbao entre las calles Culpina y Lafuente, San Francisco de Asís.