Hallazgo de un resto de perezoso gigante

Se reinaugura el espacio del Corralón de Floresta. Esta situado entre las calles Gualeguaychu, Sanabria, Morón y Gaona.

Desde la creación del Registro de Yacimientos, Colecciones, Lotes y Objetos Arqueológicos, de Restos Fósiles, Colecciones y Yacimientos Paleontológicos (Boletín Oficial GCBA Nº 2377- 9/2/2006) nos encontramos con el primer hallazgo de un resto fósil proveniente de sedimentos de la Ciudad de Buenos Aires cuando corría el año 2009.

Se trató de un fragmento de hueso que nos acercara el arqueólogo Ulises Camino se acercó a la Dirección General de Patrimonio, Museos y Casco Histórico. GCBA (órgano de aplicación de la Ley Nº 25.743 de Protección del Patrimonio Arqueológico y Paleontológico en la Ciudad de Buenos Aires).

Dicho fragmento había sido rescatado por un obrero cuando se realizaban excavaciones en el predio denominado “Corralón de Floresta”, con el objetivo de generar los cimientos del edificio que serviría al traslado de la Escuela Superior Nº 18 “Dr. Alberto Larroque”.

El ejemplar fue analizado y reconstruido gracias a la colaboración del personal perteneciente al Museo Argentino de Ciencias Naturales “Bernardino Rivadavia” (Dr. Juan Fernícola, Lic. Laura Cruz y el Sr. Fernando Chávez) determinándolo como un fragmento medio de diáfisis de húmero derecho perteneciente a un perezoso terrestre que podría, a pesar de ser muy fragmentario, ser asignado sin dudas a la Familia Mylodontidae Ameghino, 1889.

Arriesgando un poco más, pero ya sin certezas y en base a su tamaño también se puede inferir la pertenencia al Género Scelidotherium (Owen, 1840) siendo la especie imposible de establecerse.

Galería de imágenes