Tu navegador no está actualizado. Tiene conocidas fallos de seguridad y podría no mostrar todas las características de este y otros sitios web. Aprendé cómo podes actualizarlo.

5 cosas que no sabías sobre el Jardín Botánico

El Jardín Botánico Carlos Thays está ubicado en el barrio de Palermo. Su origen se remonta al 22 de febrero de 1892, cuando el entonces Director General de Paseos Públicos de la Capital, el arquitecto paisajista Carlos Thays, elevó a la Intendencia Municipal un proyecto en el que exponía la necesidad de establecer un jardín botánico de aclimatación para la Ciudad.

Martes 22 de septiembre de 2020

En este proyecto aconsejaba que el lugar más indicado para formar ese jardín, era el que estaba en la calle Santa Fe a la altura del Parque 3 de Febrero, solar en el que funcionaba el Departamento Nacional de Agricultura y el Museo Histórico Natural, “a fin de efectuar en aquel, plantaciones que ya no podían tener ubicación en el Vivero Municipal por hallarse colmado”. Thays señalaba las ventajas de dicho terreno por la proximidad que tenía con los paseos de Palermo y del Jardín Zoológico.

Finalmente, después de seis años de labor ininterrumpida, desde 1892 hasta 1898, el Jardín se abre al público el 7 de septiembre de 1898 con una superficie de 77.649,69 m2. En 1937 se le dio el nombre de su fundador, "Carlos Thays" y en abril de 1996 se lo declaró Monumento Histórico Nacional. El 30 de noviembre de 2009 pasó a denominarse "Dirección Operativa Jardín Botánico Carlos Thays".

Cuenta además con 33 obras de arte entre esculturas, bustos y monumentos, y cinco invernáculos en los que se ubican especies con requerimientos ambientales específicos.

Según su origen geográfico se delinean distintos sectores, por ejemplo, el de vegetación argentina. También hay sectores que evocan estilos de jardines históricos, como el francés o el romano.

El Jardín tiene como misión, promover el conocimiento y apreciación del mundo vegetal, su importancia y valor, contribuyendo así a la conservación de la biodiversidad y su uso sustentable.

Sobre medios en la Ciudad