Tu navegador no está actualizado. Tiene conocidas fallos de seguridad y podría no mostrar todas las características de este y otros sitios web. Aprendé cómo podes actualizarlo.

El Deseo de las Mil Grullas

Este concurso de origami busca promover el intercambio cultural y las creencias positivas. Los participantes deberán realizar una grulla de papel reciclado y expresar sus buenos deseos. Luego deberán subir una foto a las redes sociales con el hashtag #ElDeseoDeLasMilGrullas.

Lunes 6 de julio de 2020

Ante la situación de aislamiento social, preventivo y obligatorio actual, el Ministerio de Cultura de la Ciudad en colaboración con la Provincia de Jujuy, su Secretaría de Integración Regional y Relaciones Internacionales y la Asociación Japonesa de Jujuy, lanzan el concurso El Deseo De Las Mil Grullas, con el fin de canalizar un abordaje de integración social mediante la diversidad de creencias populares desde la tradición nipona, como así también promover experiencias sociales positivas y contribuir en la disminución del impacto en las consecuencias psicosociales derivadas de la situación de aislamiento y distanciamiento social, que se implementa a razón de la crisis actual.

Niños, jóvenes y adultos de cualquier parte del país podrán participar desde el 6 de julio hasta el 15 de agosto

Deberán subir a las redes sociales Facebook e Instagram una foto de su origami realizado con papel reciclado bajo el hashtag #ElDeseoDeLasMilGrullas. La foto deberá, además, estar acompañada de un mensaje positivo del participante, lo que la comunidad japonesa llama Haiku.

Un jurado perteneciente a la Fundación Tozai y a la Asociación Nikkei evaluará y determinará un ganador. El premio será una Yukata (kimono) otorgada por la Asociación Japonesa de Jujuy.

Descargá las bases y condiciones

Esta iniciativa sienta sus bases en la leyenda japonesa de Senbazuru, que cuenta que a cualquier persona que haga 1.000 grullas de papel le será concedido un deseo. Las mil grullas de papel se convirtieron en un símbolo de la paz a raíz de la historia de Sadako Sasaki (1943-1955), una niña japonesa que deseó curarse de una enfermedad producida por la radiación de la bomba atómica que cayó sobre Hiroshima. Sin embargo, Sadako no pudo superar su enfermedad y tampoco acabó de hacer todas las grullas ya que tuvo que detenerse en la 644. Pero sus amigos continuaron hasta alcanzar los 1.000 origamis, y de esta forma, se convirtieron en un símbolo de la paz en todo el mundo.

Con esta historia como disparador la Provincia de Jujuy, la Asociación Japonesa de Jujuy y el Ministerio de Cultura de la Ciudad se unen para realizar este concurso, promover el intercambio cultural, la sustentabilidad la creatividad y sobre todo la esperanza de un futuro alentador.

Con el objetivo de garantizar el acceso a distintas expresiones artísticas y culturales, el Ministerio de Cultura de la Ciudad de Buenos Aires se encuentra realizando acuerdos con diferentes provincias y ciudades del mundo. En lo que va del año ya se han realizado convenios con las provincias de Corrientes, San Juan, Mendoza, Misiones y Jujuy, intercambiando diferentes experiencias culturales que hacen a la identidad de cada región.

Sobre medios en la Ciudad