El cansancio mece la memoria,

Poema escrito por Gastón López Marín.

Hacia los lugares donde fuimos hijos.

Los sin tregua llevan en sus bocas errantes:

Primero Dios,

y el camino es

un abrazo armado por huellas del cuidado.

Les robaron la sonrisa,

les robaron el brillo,

les robaron el oro de sus muelas,

les robaron a cielo abierto.

Las circunstancias del sol

van hacia

una frontera de ilusiones

en una Bestia con relatos.


El cansancio mece la memoria, por Gastón López Marín