Imágenes

Texto elaborado por Gustavo Grisoski.

Las vicisitudes de la vida te han relegado a un punto muerto. Pero eso es solo temporal. Es un punto medio muerto, medio vivo. El desafío es tomar la media vida y hacerla valer. Llevarla a rastras a una nueva dimensión. Hacer que se abra un portal y desde allí andar. Un portal tras otro abriéndose y vos arrojándote, con los ojos cerrados y el ojo interior bien abierto. El tiempo pasó pero aquí estás. Nada de lo que ha sucedido te ha derribado. Estás aquí, y todo está aquí. Una y otra vez las imágenes ostentan su gracia, pulida en estructuras firmes. La metáfora de espacios que se cierran y se abren, que circundan y que llevan, que giran y se pierden. Lo que creías perdido, aquí está. Está dentro tuyo, acurrucado, a la espera. Espera que lo redescubras, que le des nuevo ánimo. Un espíritu fuerte, lleno de la vida que creías esfumada. Una nueva creación cerniéndose sobre tus manos, dotándolas de un espíritu de renovación. Las imágenes esperan ser intervenidas: acentuar, sugerir, afirmar, soltar. Todo un repertorio al servicio de ese algo que no puede pronunciarse, que solo puede decirse en imágenes. Tenés un mundo que se abre cuando le hacés un lugar, que aflora a borbotones y no es posible contenerlo. Todo ya pasó, ya es un nuevo día. Hace falta solamente tomar la media vida, y darte cuenta que es entera. Darte cuenta que en la vasta inmensidad de la existencia, en la que somos puntos insignificantes, hay un Dios que nos da significado, y que en él vivimos. Metáforas de una existencia espiritual, las imágenes son tus puntos de contacto personal con la realidad inabarcable. No pierdas tiempo. Apiladas sobre las paredes del taller, te están esperando.


Imágenes, por Gustavo Grisoski.