Cosechando biogás de las bacterias

Este trabajo se inspiró en las necesidades que observamos en las comunidades indígenas del norte salteño, particularmente en el impacto ambiental que tienen algunas prácticas ancestrales, tales como la utilización de leña y otros materiales combustibles (muy escasos en la zona) para cocinar y brindar calor a los ranchos. Estas producen desertificación y la contaminación de ríos y napas de agua, también muy valiosas para las comunidades. Por ello se trabajó en una alternativa capaz de dar respuestas al problema en el mediano plazo, consistente en la construcción y puesta en marcha de un biodigestor de tipo educativo, que constituye una tecnología más amigable y sostenible con el entorno, además de constituirse en una excelente herramienta didáctica para el aprendizaje de las ciencias en las escuelas rurales aborígenes.

En la antigüedad la naturaleza era capaz de remediar las acciones exteriores perturbadoras -contaminantes- para mantener un equilibrio estable. Actualmente el crecimiento de la población, y de la polución, ha provocado un incremento de factores contaminantes de tal magnitud que el poder auto-depurador del medio ambiente ha sido incapaz de compensar. Este proyecto pretende demostrar que a través del conocimiento generado por la investigación científica, es posible utilizar con este fin los mecanismos desarrollados por la misma naturaleza. Mediante su aplicación se pretende minimizar el impacto de nuestras actividades sobre el medio ambiente, mejorando la relación con el mismo y por lo tanto nuestra calidad de vida.

Para ello desarrollamos un proyecto tecnológico social de carácter solidario. Utilizamos una solución tecnológica ya conocida en Argentina y el mundo: el biodigestor, que mediante un proceso de degradación anaeróbica permite la generación de biogás.

El biogás es una mezcla de gases cuyos principales componentes son el metano y el dióxido de carbono, que son el resultado de la fermentación de la materia orgánica en ausencia de aire, por la acción de un grupo de microorganismos. Para su obtención pueden utilizarse varios sistemas, sin embargo el más conocido es el llamado Biodigestor de Metano.

El biogás es un fluido de características similares al gas utilizado en la cocina, obtenido a través del proceso de descomposición de excrementos animales, restos de plantas y hortalizas. Otro de los productos finales del proceso es un residuo o lodo, que puede ser secado y aprovechado como abono orgánico de buena calidad, rico en nutrientes, aunque no exento de bacterias patógenas.

Descargas: