Tu navegador no está actualizado. Tiene conocidas fallos de seguridad y podría no mostrar todas las características de este y otros sitios web. Aprendé cómo podes actualizarlo.

10 Hábitos de Higiene Saludables

Enseñale a tus hijos la importancia de mantener una buena higiene personal para su bienestar

Adoptar hábitos de higiene saludables es fundamental para la salud de nuestros hijos e hijas y es necesario que, tanto dentro de casa como fuera de ella, seamos capaces de transmitirles su importancia.
Con una buena higiene evitamos que se enfermen y fomentamos su bienestar y el de nuestro entorno.

1- Tener sus propios elementos de higiene personal

  • Cepillo de dientes
  • Pasta
  • Peine
  • Jabón
  • Toalla
  • Alcohol en gel

Además de los que tienen en el hogar, es importante que lleven una bolsa pequeña en sus mochilas con jabón, desinfectante, cepillo y pasta de dientes, sobre todo, si comen fuera de casa.

2- Lavarse las manos y cepillarse las uñas

Tienen que aprender a lavarse correctamente las manos con agua y jabón, además de cepillarse las uñas, sobre todo, antes de manipular alimentos y comer, después de tocar animales, antes y después de ir al baño y, por supuesto, cada vez que estén sucias o vuelvan de la calle.

3- Tomar una ducha o baño diario

A medida que van creciendo, hay que enseñarles cómo lavarse bien cada parte del cuerpo para que vayan adquiriendo autonomía.

4- Limpiarse bien los pies

En verano, los chicos y chicas pasan mucho tiempo descalzos. Y, cuando llega el frío, sus pies siempre están ‘encerrados’ en los zapatos. Por eso, hay más riesgo de que entren en contacto con gérmenes u hongos. Después de enseñarles a lavarlos bien por todas partes, la planta, el empeine y entre los dedos, es esencial que les trasmitamos la importancia de secarlos correctamente. En la humedad, ya se sabe, proliferan los microorganismos.

5- Cuidar el pelo

No es necesario lavarse el pelo cada día, pero sí llevarlo limpio. Cuando tengan edad de empezar a lavárselo solos, es importante enseñarles a enjabonarlo y a enjuagar sin dejar restos.

6- Higiene de orejas y oídos

La mejor manera de mantener limpia esta parte del cuerpo es aprovechar el momento después de un baño que incluya lavado de cabeza. A la hora de secarse, hay que repasar bien las orejas con una toalla, por detrás y entre los pliegues. Podemos secar el oído también, pero con mucho cuidado. Y, muy importante: nunca debemos introducir ni hisopos ni ningún otro objeto. Y mucho menos dejar que lo hagan ellos solos.

7- Sonarse la nariz

Las alergias y otros problemas respiratorios temporales producen mucosidad, y su exceso puede obstruir las fosas nasales y dificultar la respiración. Es importante que los chicos sepan cómo sonarse la nariz; llevar siempre pañuelos limpios, y evitar tocarse la nariz con las manos sucias.

8- Cortarse las uñas

El mejor consejo es que los niños mantengan las uñas cortas, y que no haya espacio para la acumulación de bacterias. Ya sabemos que las manos van con frecuencia a los ojos y a la boca... Las uñas de las manos deben cortarse haciendo una pequeña curva, y en las de los pies, en cambio, el corte tiene que ser recto, para evitar que se claven los ángulos, lo cual puede resultar doloroso. Por último, debemos hacer hincapié en que no se tiren de los pellejitos. Pueden lastimarse, e incluso generar una herida con riesgo de infección.

9- Cepillarse los dientes después de cada comida

Es un hábito que los chicos deben adquirir desde bien chicos para prevenir caries, mal aliento y posibles enfermedades. El cepillado de antes de dormir es el más importante, ya que la proliferación de bacterias es más activa por la noche. Los dentistas aconsejan que el proceso dure alrededor de 5 minutos.

Pasos para un cepillado correcto:

  • Desplazar el cepillo con movimientos verticales de arriba hacia abajo. Debe abarcar la línea de la encía, los dientes y la unión entre ellos. Y cepillar los dientes por delante y por detrás.
  • Para la zona de masticación (la parte superior de las muelas), realizar movimientos cortos horizontales, de atrás a delante, o circulares, con suavidad.
  • Limpiar la lengua, las mejillas interiores y el paladar.
  • Enjuagar la boca con buches de agua para eliminar los restos de dentífrico.
  • Usar el hilo dental para limpiar el espacio que hay entre los dientes, pero siempre con mucho cuidado, para no generar lesiones en la encía.

Mirá también el video de la Dra. Lucila Bagú con tips para un buen cepillado

10- Mantener la higiene en el baño

Cuando los niños empiezan a ir al baño solos, tienen que aprender a limpiarse bien, ya que los genitales son una parte del cuerpo que requiere de especial atención para evitar posibles infecciones. Es muy importante que las niñas sean conscientes de que deben limpiarse de adelante hacia atrás. Después de utilizar el inodoro, tienen que tirar de la cadena y comprobar que haya quedado limpio. Por último, recordar siempre la importancia de lavarse inmediatamente las manos con agua y jabón.