¿Qué hacer en casa para prevenirnos del COVID-19?

El objetivo de esta guía es proporcionarte algunas prácticas estándar de cuidado de enfermedades respiratorias como el coronavirus COVID-19, que se transmiten por gotas de saliva al hablar, toser o estornudar y que contaminan superficies y objetos en un radio de aproximadamente un metro y medio.

Recomendaciones generales

Estornudá o tosé en el pliegue del codo para evitar que el virus quede en tus manos y que toques superficies de contacto en tu casa dejando rastros del virus.

Evitá tocarte la cara con las manos sin antes haberte lavado con agua y jabón o alcohol en gel.

Lavate las manos frecuentemente, es decir, cada 2 horas y además cada vez que:

  • vas al baño,
  • antes y después de comer,
  • al ingresar de la calle a tu casa o trabajo,
  • después de tocar dinero, llaves o animales,
  • después de toser o estornudar (si usaste tus manos)

Ventilá bien los ambientes de tu casa y lugar de trabajo.

Evitá salir con aros, pulseras, anillos y otros accesorios de metal porque el virus puede quedarse pegado allí y llevarlo con vos a donde vayas. También se aconseja salir con el pelo sujetado.

No es necesario utilizar barbijo dentro de la casa, el barbijo es sólo para las personas que tienen el virus y que pueden esparcirlo o para el personal sanitario expuesto al virus. El uso del barbijo cuando no es necesario puede dar una idea de falsa seguridad y puede favorecer mecanismos automáticos de llevar tus manos a la cara e ingresar el virus por los ojos.

No te automediqués. Llevá un registro detallado de los síntomas de salud que pueden llegar a tener todos los miembros de tu casa.

Ante el primer signo de fiebre de más de 37.5º, tos, mocos y/o dificultad para respirar, llamá al 107 o mandá un mensaje de WhatsApp al 11-5050-0147.

Cambios en el comportamiento social

  • Respetá la distancia social entre personas. Recomendamos estar a un metro y medio de distancia entre personas, en todos los espacios públicos (transporte, locales, cajeros), oficinas y aún dentro del hogar.
  • Evitá dar la mano, abrazar o besar a otras personas.
  • No compartas el mate, la vajilla ni los cubiertos.
  • No visites a personas vulnerables, como las que se encuentran en centros de atención para personas mayores u hospitales, bebés o personas con alteraciones de su inmunidad (sea por enfermedades o tratamientos médicos). Sin embargo, es importante estar en contacto con ellos para que no se sientan solos; utiliza la tecnología a tu favor con llamados telefónicos o con videollamada.

Al ingresar a tu casa

  • Dejá tus objetos (llaves, cartera, mochila, etc.) en el piso, en una caja o en una mesa de apoyo y desinfectá con solución de alcohol y agua (70-30%) o agua con lavandina al 1% (2 cucharadas soperas de lavandina por litro de agua) si los objetos te lo permiten (ojo si son telas pueden desteñirse con este método). La mejor manera de desinfectarlos puede ser con un rociador que contenga la mezcla.
  • Dejá los zapatos en la puerta de tu casa si es posible. Si no podes, colocá un trapo de piso humedecido en una solución de agua con lavandina y dejá los zapatos por unos 5 minutos en esa superficie.
  • Si estás usando barbijo y/o guantes sacátelos antes de entrar a tu casa y descartalos en una bolsa o cesto específico que luego vas a desechar separado del resto de tu basura. Ver la Guía como quitarse el barbijo y guantes para personal no sanitario.
  • Dirigite directo al baño y lavate las manos. Recordá que el lavado es con agua y jabón, durante al menos 20 segundos, frotando todas las partes de tus manos.

¿Cómo lavarnos las manos?

  • Desinfectá llaves, celular, picaporte, interruptores de la luz, gafas y todo lo que traigas del exterior con una solución de alcohol y agua (70-30%) o agua con detergente si el objeto te lo permite.
  • Quitate la ropa sin sacudirla y lavala con agua lo más caliente que te permita siguiendo la etiqueta del fabricante.
  • Es recomendable que puedas darte un baño para asegurarte de retirar posibles virus que hayan quedado en el pelo u otras partes de tu cuerpo. Esta práctica es particularmente valiosa si vivís con personas de riesgo, pero también podes practicarla para cuidarte vos y tu comunidad.
  • Durante el aislamiento alimentate lo mejor posible, dormí y ocupate con las cosas que no tenías tiempo de hacer antes.
  • Visita nuestra variedad de opciones de entretenimiento, educación y bienestar. Es importante levantar las defensas del organismo y éstos hábitos te van a ayudar a lograrlo.
  • Hacé una rutina diaria de limpieza y desinfección de los espacios comunes, sobre todo a la hora de entrar o salir a comprar. Podés consultar la Guía de limpieza y desinfección del hogar y la Guía para recibir paquetes y pedidos de delivery para conocer cuáles son todas las medidas de limpieza que tienen que tomar.