Tu navegador no está actualizado. Tiene conocidas fallos de seguridad y podría no mostrar todas las características de este y otros sitios web. Aprendé cómo podes actualizarlo.

Los vecinos de Palermo tendrán su primera huerta urbana

El proyecto consiste en generar alimentos orgánicos en base a una producción sustentable junto con los vecinos. Todo lo cosechado será destinado a instituciones sociales.

Martes 2 de marzo de 2021

Los vecinos de Palermo tendrán su primera huerta orgánica que permitirá generar alimentos sustentables para las instituciones sociales del barrio. Allí se producirán frutas, verduras, aromáticas y, a partir del compostaje de residuos orgánicos, abono ecológico. Además, los porteños de todas las edades podrán participar de talleres de capacitación y concientización ambiental.

Todo lo producido será destinado a instituciones sociales del barrio.

La huerta estará ubicada en la esquina de Soler y Gurruchaga, en el corazón de Palermo Viejo y ocupará el espacio en donde actualmente se encuentra una pequeña plaza seca llamada Luna de Enfrente. Tendrá más de 30 especies de plantas que crecerán en 30 m3 de bancales de madera gracias al cultivo biointensivo y contará con un sistema de riego automático y un sector para compostaje orgánico. De esta manera se incorporarán más de 55 m2 de superficie verde.

La huerta será de acceso público de lunes a lunes de 10 a 18 h.

Tanto en el cultivo como en los cursos participarán los integrantes del barrio. Las capacitaciones serán dictadas por especialistas según el calendario biodinámico, o sea, en paralelo a la plantación de las diferentes especies. Además, de los cursos sobre prácticas de agricultura, se brindarán talleres para mejorar los hábitos de nutrición, contribuir al consumo de alimentos saludables y cuidar el medioambiente urbano.

La huerta será de acceso público de lunes a lunes de 10 a 18 h. y contará con jardineros que se encargarán de cuidar los cultivos sin utilizar agroquímicos ni fertilizantes tóxicos. Los vecinos, además de colaborar con el cuidado, podrán acercarse a dejar sus desechos orgánicos en las composteras de la plaza para que luego serán utilizados como abono natural y podrán llevarse compost orgánico y plantines que se generarán en la huerta para iniciar prácticas de agricultura en sus hogares.

El proyecto incluye la convocatoria a las instituciones educativas públicas y privadas de la Comuna. Estas actividades generan un espacio para que los más chicos reflexionen sobre su entorno, construyan un vínculo con los espacios verdes y aprendan a cuidarlos. Las plazas, además de ser un lugar para correr y jugar, también son un entorno de aprendizaje en el que se puede disfrutar viendo cómo crecen los frutos del esfuerzo comunitario de la huerta y cómo los mismos pueden servir para ayudar a nuestros vecinos.

Esta iniciativa, además, busca inaugurar la práctica de huertas en el espacio público luego de que la Legislatura Porteña aprobara en el mes de diciembre la Ley de Agricultura Urbana que tiene como objetivo la promoción y difusión de prácticas de agricultura en la Ciudad.

Para la Comuna se trata de generar un espacio de integración, interacción y educación sustentable para todos los vecinos y colaborar con las instituciones del barrio. La propuesta fue acercada por Pablo Rivero, dueño del restaurante Don Julio, parrilla consagrada y recientemente galardonada como el mejor restaurante de América Latina por la organización “The world´s 50 best restaurants”.

La propuesta fue remitida a todos los miembros de la Junta Comunal de Palermo para presentar objeciones, modificaciones y sugerencias. Fue tratada y aprobada el 29 de diciembre de 2020 con los votos a favor de cinco miembros, Martin Cantera, Alejandra Ferreyra, Sergio Ronzio, Alicia Borkowsky, Horacio Blanco; y 2 abstenciones. De esta manera, la Comuna 14 suscribió el convenio de padrinazgo. con Chico S.R.L., en representación del restaurante Don Julio.

La suscripción de convenios de padrinazgo es una competencia descentralizada a las comunas mediante la sanción de la ley 1.777. El convenio no implica la privatización o cesión del espacio público, sino que busca impulsar acciones sinérgicas de colaboración entre el Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y los vecinos e instituciones para el desarrollo y mantenimiento de proyectos y prácticas responsables.

La plaza, a 200 metros de la Plaza Inmigrantes de Armenia que cuenta con 2 patios de juegos y 4500 m2 de espacio verde, continuará siendo un lugar de esparcimiento, recreación, contemplación y aprendizaje para niños, jóvenes y adultos.

Con este proyecto, se suma a una tendencia en auge en el mundo debido a sus amplios beneficios medioambientales y sociales: las huertas urbanas. Estas huertas son un espacio de participación y vinculación entre vecinos, ayudan a la concientización sobre alimentación saludable y las prácticas sostenibles, fomentan la biodiversidad; y se vinculan con mejoras en la calidad del aire, la reducción de las islas de calor y la absorción de los ruidos del ambiente.

Sobre medios en la Ciudad