Investigación

Antecedentes centrales vinculados a la configuración del área de Investigación.

En diciembre de 1983, se creó la Dirección de Investigación Educativa en la Secretaría de Educación de la Municipalidad de la Ciudad de Buenos Aires. Desde entonces el trabajo de investigación ha tenido continuidad.

Desde las primeras investigaciones, se relacionó la producción de conocimiento con la elaboración y difusión de propuestas sociales inclusivas y se buscó poner el aprendizaje en el centro del debate. Esta perspectiva marcó la primera etapa de investigación educativa en la ex Municipalidad de la Ciudad de Buenos Aires. Entre otras investigaciones relevantes, se realizó el Diagnóstico del aprendizaje inicial de la lecto-escritura, promoviendo en los educadores un enfoque optimista acerca de las potencialidades de todos los alumnos en la comprensión lectora.

Se evaluó posteriormente el Diseño Curricular de la Municipalidad de la Ciudad de Buenos Aires de 1981, conocido como “el currículo de las trece letras” aludiendo a que en primer grado únicamente estaba permitido enseñar esa cantidad de letras: las vocales y las consonantes que contaran con una fácil correspondencia entre grafema y fonema.

En el año 1989 comenzó una etapa de fortalecimiento de la dirección, ya que es en esta etapa que se incorporaron a la Dirección de Investigación las áreas de estadística y mapa escolar, fortaleciéndola como productora de conocimiento del sistema educativo.

En noviembre de 1991, retomando una línea de trabajo orientada a la construcción de la calidad y a la mejora de los aprendizajes de los alumnos, la Dirección de Investigación y Estadística (DIE) convocó a un grupo de especialistas para la elaboración de un sistema de evaluación para el Nivel Primario. El proyecto se denominó: “De la evaluación al mejoramiento: un proceso de construcción de la calidad educativa” y su propósito central fue la producción de información cualitativa adecuada para orientar la práctica docente.

En 1993 se incorporó a la dirección el Centro de Información y Documentación Educativa Educativa (CINDE), con la función de recopilar, catalogar, guardar e intercambiar información. Tenía como referente el Sistema Nacional de información Educativa (SNIE).

Entre los años 2002 y 2006 se sancionaron un conjunto de leyes que definieron los principales lineamientos de política educativa, tanto en la ciudad como en la Nación: la Ley Nº 898/02 (CABA), la Ley Nº 26.058/05 de Educación Técnico Profesional, la de Financiamiento Educativo Nº 26.075/05 y la Ley Nacional de Educación Nº 26.206/06. La DIE coordinó y sistematizó las dos consultas generales en la ciudad previas a la sanción de la Ley de Educación Nacional Nº 26.206/ 06 (LEN). Todos los equipos se abocaron durante ese período a este trabajo que se hizo en el marco de una fuerte articulación con las políticas nacionales.

En 2008 se creó la Red Federal de Investigación Educativa (Redfie) (normativa) en el Ministerio de Educación Nacional para impulsar la producción de investigaciones en los ministerios de educación de las jurisdicciones.

Los temas de investigación que se abordaron en esta etapa estuvieron centrados fundamentalmente en los lineamientos que fijaron las nuevas leyes: ampliación de la oferta de jornada completa en primaria, el cumplimiento de la obligatoriedad en el Nivel Inicial y en secundaria, las nuevas necesidades edilicias, los diversos formatos para favorecer la universalización de la secundaria, el seguimiento de los programas que apuntaban a la resolución de los problemas de inclusión.