Tu navegador no está actualizado. Tiene conocidas fallos de seguridad y podría no mostrar todas las características de este y otros sitios web. Aprendé cómo podes actualizarlo.

Museo Casa Carlos Gardel

Desde el año 2003 este museo rinde homenaje a Carlos Gardel, su vida, su obra y el tango.

El Museo Casa Carlos Gardel rescata, conserva, exhibe y difunde los bienes del patrimonio cultural ciudadano y la obra de Gardel. La sede, ubicada en el tradicional barrio del Abasto, abrió sus puertas el 4 de marzo de 2003. El proyecto de remodelación estuvo a cargo del equipo técnico de la Dirección General de Museos, que recuperó la casa para transformarla en un museo de sitio. Fue declarado Lugar Histórico Nacional por Decreto Nº 437/97, del Gobierno de la Nación.

Bienes culturales:

  • Bibliotecas
    • Papel
  • Colecciones y Objetos
    • Artes plásticas
    • Textil e indumentaria
    • Música
    • Vida cotidiana
    • Mobiliario
  • Fondos Documentales
    • Sonoros

Bienes culturales del Museo Casa Carlos Gardel: ver en el catálogo digital www.acceder.gob.ar
Visitar el sitio web de la Biblioteca del Museo Casa Carlos Gardel
Ver las discografías custodiadas por el Museo Casa Carlos Gardel
Ver las filmografías custodiadas por el Museo Casa Carlos Gardel

La sede del Museo Casa Carlos Gardel es un exponente de la arquitectura destinada a la vivienda popular. El inmueble fue adquirido por Carlos Gardel para su madre, Berta Gardés, en el año 1927, a través de un crédito del Banco Nación. Allí vivieron juntos hasta 1933, último año de la estadía del cantante en Buenos Aires, antes de viajar a Francia. Desde entonces, su madre compartió la vivienda con su amiga Anais Beaux y el compañero de ésta, Fortunato Muñiz, quienes la habían empleado en su taller de planchado cuando llegó al país. Al morir Berta, en 1943, la casa quedó en manos de Armando Defino, último representante de Carlos Gardel. Durante la década de 1980, cuando se instaló allí “La Casa del Tango”, se derribaron algunas de las paredes interiores a fin de obtener un salón amplio para ubicar las mesas y el escenario. Estas modificaciones desvirtuaron completamente el planteo original de la construcción y su carácter.