14 - Sagunto

Sagunto

Grupo escultórico realizado en mármol de Carrara por el escultor catalán Agustín Querol (1860-1909).

Simboliza un hecho real de la historia de España ocurrido en Sagunto, capital de la provincia de Valencia, en la que sus habitantes prefirieron el sacrificio de sus vidas, antes que rendirse a las huestes de Aníbal, jefe cartaginés que atacara la ciudad en el 218 AC. Su heroica resistencia está expresada por una madre que, luego de sacrificar a su hijo, se quita la vida con un espadín. El cadáver del niño tiene en una de sus manos una rama de laurel, simbolizando la gloria eterna del sacrificio heroico de la vida.

La escultura mide 2 m. de largo y fue adquirida en Europa por Eduardo Schiaffino, siendo emplazada por primera vez en la Plaza San Martín en 1908. En 1954 se guardó en un depósito municipal, por considerarla de un fuerte impacto emocional. En 1961 se la colocó en Plaza España y, finalmente, llegó al Jardín Botánico en 1974.

Domingo Agustín Querol Subirats nació en la ciudad de Tortosa, Cataluña, en el seno de una familia humilde. A los 18 años, Querol abandona la tahona de su padre y se traslada a Barcelona, donde trabaja como aprendiz en los talleres de Domingo Talarn, primero, y en el de los hermanos Vallmitjana después, hasta 1882. Asiste también a las clases de escultura de la Escuela Provincial de Bellas Artes (popularmente la Lonja) y a las salas de disección de la Facultad de Medicina en el Hospital de la Santa Cruz de Barcelona para estudiar anatomía. En 1884 obtiene plaza por oposición, junto a Eduardo Barrón, para estudiar en la Academia Española de Bellas Artes en Roma. Instalado en Madrid en 1890 empieza su frenética carrera alzando monumentos, realizando esculturas y presentando proyectos para España y América.

Querol fue empresario, agente de exposiciones, literato (bajo el pseudónimo de El Plutarco del Pueblo, 1894-97), vicedirector del Museo de Arte Moderno de Madrid, Diputado a Cortes por el Partido Conservador y hombre de sociedad. Su carrera, siempre acompañada por la feroz crítica de sus detractores, quedó truncada con su muerte el 14 de diciembre de 1909. Dejó monumentos inacabados en Tortosa, Buenos Aires, Guayaquil o Montevideo que serian finalizados con el tiempo: por ejemplo, La Carta Magna y las Cuatro Regiones Argentinas, fantástica obra en mármol y bronce que es más conocida como "Monumento de los Españoles" fue ideada por Querol y finalizada, tras su muerte, por Cipriano Folgueras.