Centro educativo

El Centro educativo se construyó para poder recibir visitas educativas con el fin de concientizar a los más chicos en materia ambiental y para que puedan conocer cómo funcionan las cuatro plantas de tratamiento que se encuentran en el lugar.


El Centro de reciclaje ubicado en Ana María Janer 2750, cuenta con un Centro educativo, destinado exclusivamente a la concientización sobre la temática del reciclaje y el medio ambiente. Se trata de un espacio orientado a la visita de alumnos de escuelas primarias y secundarias, donde se invita a la reflexión a partir de actividades lúdicas como talleres y otro tipo de actividades, con el fin de trabajar a partir de la experiencia vivencial en las plantas.

El edificio de tres pisos tiene un auditorio, diferentes aulas para talleres y un espacio recreativo para niños. Del centro salen pasarelas que recorren cada una de las plantas de tratamiento, para que puedan ser visitadas.

Todos los días el centro educativo realiza visitas guiadas a escuelas primarias y secundarias de la ciudad, tanto de gestión privada como de gestión pública.

Visitas educativas

Las visitas comienzan con tres videos explicativos que se reproducen en el auditorio del centro: el primero es sobre el consumo responsable; el segundo, sobre la separación en origen y la importancia de las tres R; el último cuenta el funcionamiento de cada una de las plantas del centro.

Luego, se inicia el recorrido con dos guías del Centro que llevan a los grupos de visitantes por todas las plantas de tratamiento a través de las pasarelas especialmente diseñadas para ello. En cada planta se explica in situ los procesos que realiza.

Primero, se visita la planta de residuos orgánicos, donde se observa el proceso de separación de los residuos inorgánicos a través de una cinta transportadora. Una vez obtenidos los residuos orgánicos puros, son mezclados con chips de madera y almacenados durante 20 días para producir el compost.

Después, se visita la planta de chipeo, o de restos de poda, donde se puede ver la máquina que tritura las ramas, troncos y restos verdes para obtener chips de madera o astillas. El recorrido continúa por la planta de tratamiento de residuos áridos, donde se puede observar cómo se convierten los restos de escombros y construcción en nuevos materiales más pequeños que van a ser reutilizados en nuevas obras.

Por último, se visita la planta de PET o Tereftalato de Polietileno, donde las botellas de plástico son trituradas para obtener escamas de PET que son entregadas a la cooperativas de recuperadores urbanos para que puedan vender el material nuevamente a la industria, otorgándole valor agregado.

Para finalizar la jornada, se realizan talleres de arte con los chicos, que pueden variar entre la realización de un cuadro con material reutilizados, (como tapitas, cartones o plásticos, entre otros) o un taller musical donde los chicos componen una letra y una coreografía y hacen una muestra final.

Solicitá tu turno

Imagenes Galeria