Planificar para hacer

Trabajamos junto a todos los actores que intervienen en las veredas de la Ciudad para garantizar la transitabilidad en todos los barrios.

El primer paso para construir una Buenos Aires más transitable es planificarla. En ámbitos tan complejos como son las veredas de una gran ciudad, es necesario trabajar de forma coordinada con diferentes actores: empresas de servicios y telecomunicaciones, vecinos, grandes contribuyentes y otras áreas de Gobierno.

En este sentido, estamos centralizando toda la información de lo que pasó, lo que pasa y lo que va a pasar en las veredas. Esto nos permite definir cada una de las acciones de coordinación, ejecución y fiscalización que forman parte del Plan Integral de Veredas.

Los relevamientos que realizamos en todas las Comunas para conocer el estado de las veredas, su grado de transitabilidad y, en caso de que tengan roturas identificar de qué tipo, constituyen una fuente de datos fundamental. A partir de ese análisis se priorizan las obras, haciendo principal foco en las que tienen mayores problemas y las que corresponden a entornos de escuelas, hospitales, edificios públicos y centros comerciales.

Además, esta información se cruza con los planes de obras de las empresas de servicios, de telecomunicaciones y otras áreas de Gobierno, para evitar así, que se produzcan roturas en veredas que fueron arregladas hace poco tiempo. De esta forma, se genera una planificación que permite avanzar de manera ordenada y eficiente para que circular por la Ciudad sea más cómodo y seguro.