Tu navegador no está actualizado. Tiene conocidas fallos de seguridad y podría no mostrar todas las características de este y otros sitios web. Aprendé cómo podes actualizarlo.

¿Qué es el Plan Integral de Veredas?

Mediante esta iniciativa trabajamos para mejorar la transitabilidad de la ciudad.

Las veredas son una pieza clave del espacio público, un área que nos permite conectarnos con lugares y con personas. El Plan Integral de Veredas surge con el objetivo de garantizar entornos más seguros y accesibles.

Planificar, ejecutar y controlar el 100% de las obras en las veredas de la Ciudad de manera ordenada y eficiente.

Lanzado en 2017, implica coordinar con todos los actores -Gobierno, vecinos y empresas de servicios- y fiscalizar los trabajos para garantizar la calidad y seguridad de peatones y trabajadores.

Así, se busca dar respuesta a una de las principales preocupaciones de los vecinos, hacer frente a las roturas que estaban generando las empresas de servicios públicos y el paso del tiempo, mejorando un espacio que es de todos.

Este plan se centra en la coordinación de las acciones de todos los actores (Gobierno, vecinos y empresas de servicio) que realizan obras en las veredas de la Ciudad, en la planificación de cada una de estas intervenciones para hacerlas más eficientes, y en la fiscalización para asegurarnos la calidad y seguridad de los trabajos.

Además, el plan contempla la coordinación de las obras de las empresas de servicios, para no duplicar innecesariamente las aperturas.

Fue a partir de 2016, que estas compañías profundizaron sus trabajos para renovar una infraestructura que estaba obsoleta en la Ciudad y que generaba problemas graves como cortes de luz constantes. Estas obras representaron más roturas en las veredas de Buenos Aires, y con eso más reclamos de los vecinos, que llevaron a poner este tema en el cuarto lugar del 147, el centro de atención a los ciudadanos.

Impulsamos la sanción de dos leyes: la de aperturas y la de veredas, para controlar más a las empresas de servicios, y se están realizando por única vez obras de renovación de veredas en todas las comunas.

Además, desarrollamos un sistema de información geográfica en el que se unifican y mapean las diferentes intervenciones, lo que nos permite generar un plan estratégico para mejorar la transitabilidad y seguridad de los peatones.

Esto se complementa con un proceso de fiscalización sobre las intervenciones en veredas, para garantizar que las obras se realicen con las medidas de seguridad necesarias, en el tiempo previsto y con la calidad correspondiente.

Las veredas son una pieza clave del espacio público de la Ciudad, un área que nos permite conectarnos con lugares y con personas.