Residuos de Aparatos Eléctricos y Electrónicos (RAEES)

Cuando ya no utilices tus RAEES podés llevarlos a los Puntos Verdes Móviles o Puntos Verdes fijos, donde los recibirán para que sean reparados y donados a los fines de su reutilización, o bien, reciclados para valorizar materiales como plástico, vidrio, metales, aluminio, entre otros.

¿Qué hace la Ciudad con los aparatos eléctricos y electrónicos que los vecinos y las áreas de Gobierno ya no utilizan?

La Agencia de Protección Ambiental cuenta con dos programas:

Si sos vecino podés llevarlo todos los días a los Puntos Verdes Móviles o a los [Puntos Verdes] (https://www.buenosaires.gob.ar/ciudadverde/separacion/donde-se-llevan-los-materiales-reciclables/puntos-verdes) según la ubicación.

Si pertenecés a una institución pública o privada podés consultar el retiro de tus RAEES aqui.

¿Qué son los residuos de aparatos eléctricos y electrónicos?

Aquellos aparatos eléctricos o electrónicos que dejan de funcionar o son descartados son considerados residuos de aparatos eléctricos y electrónicos (RAEES).

Este tipo de residuos son considerados Residuos Sólidos Urbanos Sujetos a Manejo Especial (RME), en los términos de la Ley 1854 conocida como Ley de Basura Cero, que por características de potencial peligrosidad, nocividad o toxicidad, deben sujetarse a programas y planes de manejo específicos.

Algunos ejemplos son: celulares, computadoras y sus componentes, pequeños electrodomésticos, televisores, etc.

Es necesario garantizar su correcta gestión debido a que en su composición cuentan con

  • 72% de materiales reciclables (plásticos, metales ferrososos y preciosos, vidrio)

  • 25% de materiales reutilizables (cables, motores, fuentes, lectoras, imanes)

  • 3% de residuos peligrosos (tubos de rayos catódicos, plaquetas de circuitos integrados, gases de refrigeración, PCB)

Esta última porción de residuos peligrosos está sujeta a un sistema de gestión ambientalmente adecuado, en los términos de la ley 2214.

En la Ciudad de Buenos Aires, cada habitante genera al año 7 kg de RAEES. Cuando los vecinos los llevan a los Puntos Verdes Móviles o a los Puntos Verdes fijos se aseguran que se recuperen los materiales reciclables, como es el caso de los metales, y disminuye el efecto negativo que este tipo de residuos podrían generar en el ambiente, por un lado, y la nueva extracción de nuevos materiales valiosos, por el otro.