Biodiversidad

La Agencia de Protección Ambiental busca mediante el monitoreo de la calidad de los recursos hídricos y aviarios brindar información a técnicos y especialistas y a través del proyecto de rehabilitación de la biodiversidad costera se propone poner en valor las costas del Riachuelo.

Los sistemas de monitoreo son una herramienta para el desarrollo de un banco de datos de información ambiental que permita establecer la línea de base, evaluar tendencias, analizar impactos y detectar eventuales problemas con el ambiente. De esta manera, es posible desarrollar estrategias de conservación y restauración de los recursos naturales.

Rehabilitación de la biodiversidad costera del Riachuelo

La Cuenca Matanza-Riachuelo atraviesa la zona más densamente poblada del país y abarca un área de 2034 km2, donde se localizan ambientes rurales, periurbanos y urbanos. Las principales fuentes de contaminación son, en la cuenca alta, la producción animal y las prácticas agrícolas y, en la media y baja, los aportes de efluentes cloacales e industriales. La cuenca baja es el área de mayor impacto y vulnerabilidad para el ambiente y la población asentada.

Los cursos de agua que integran la Cuenca son originariamente de hábito sinuoso pero han sido modificados en este aspecto como en su nivel de terraza. Todos los ríos y arroyos de la cuenca son ríos de llanura, de escaso caudal, poca pendiente y bajo índice de oxigenación natural. La influencia del régimen hídrico del Río de la Plata genera un flujo y reflujo de las aguas de marea y a las crecientes originadas como consecuencia de los vientos del SE (sudestadas).

Considerando que la restauración de los ambientes naturales en los valles de inundación de los ríos favorece el proceso de depuración de aguas y sedimentos además de contribuir a la biodiversidad, se propone desarrollar un proyecto de rehabilitación a través de la reforestación con plantas nativas, junto con la generación de espacios recreativos-educativos y de fortalecimiento de la identidad local.

Objetivo

  • Desarrollar en las márgenes de la ciudad una estrategia que promueva la recuperación del paisaje ribereño natural típico de la cuenca que junto con los elementos patrimoniales arquitectónicos y culturales conforman la identidad del Riachuelo.

Objetivos específicos

  • Favorecer y crear zonas de preservación de biodiversidad (flora nativa con su fauna asociada).
  • Restaurar áreas con vegetación original tolerante al stress ambiental y con capacidad para retener contaminantes asociados al agua y sedimentos.
  • Generar áreas verdes con uso recreativo y educativo.
  • Potenciar las actividades culturales y turísticas de la cuenca del Riachuelo.
  • Mejorar la calidad de vida de los vecinos.
  • Promover el interés por el conocimiento de la flora nativa.
  • Producir plantas nativas para la ejecución del plan de revegetación del Riachuelo.

Desde septiembre de 2012 funciona una Comisión Interministerial creada ad hoc para implementar la propuesta. Participan profesionales con competencia en la materia del Ministerio de Ambiente y Espacio Público, de Desarrollo Urbano y de Gobierno, las Comunas e investigadores del CONICET.

Actividad Pesquera en Costanera Norte

El Programa de “Encuesta a Pescadores”, permite monitorear la actividad pesquera en la costanera de la ciudad de Buenos Aires.

Diversidad de Aves

Este programa tiene como objetivo monitorear la diversidad de aves y su relación con el uso del territorio. Llevados a cabo durante la época reproductiva de las aves (primavera y verano de cada año), cuenta con la participación de observadores capacitados de los Clubes de Observadores de Aves convocados por Aves Argentinas/Asociación Ornitológica del Plata.

Monitoreo permanente de la calidad del agua superficial de la Ciudad

El programa tiene el objetivo de controlar en forma permanente las aguas superficiales a fin de obtener información confiable y representativa para su aplicación en una adecuada estrategia metropolitana de protección de la salud y el ambiente. Incluye el monitoreo de los principales arroyos entubados, el borde costero del Río de La Plata, el Riachuelo y los lagos y lagunas de la Ciudad.

Teniendo en cuenta las características de cada cuerpo de agua se plantean diferentes esquemas de trabajo, contemplando la hidrodinámica de estos sistemas y sus características particulares.

La calidad de un cuerpo de agua se determina mediante procedimientos de muestreo y medición de caudales en campo, análisis físico químicos y bacteriológicos en laboratorio y la interpretación de los resultados obtenidos relacionándolos con distintas variables.

Diseñado para ser ampliado y mejorado gradualmente, el procedimiento va incorporando un mayor número de parámetros para analizar el estado del agua, adquiriendo el equipamiento necesario y potenciando los recursos humanos de la APrA.