Causa Mendoza

A raíz de un reclamos de los vecinos, la Corte Suprema de Justicia exigió al Estado Nacional, la provincia de Buenos Aires y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires que sanearan la Cuenca Matanza Riachuelo

En 2004, luego de más de 200 años de contaminación, un grupo de vecinos y organizaciones sociales interpusieron una acción de daño ambiental colectivo ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación. El reclamo consistía en exigir la recomposición del ambiente y la creación de un fondo para financiar el saneamiento de la Cuenca.

Así nació la “Causa Mendoza”. El 8 de julio de 2008 la Corte Suprema de Justicia de La Nación dictó un fallo histórico en el que responsabilizo al Estado Nacional, la provincia de Buenos Aires y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires por el deterioro de la Cuenca, intimándolos a que presenten un Plan de Saneamiento que recomponga el ambiente y mejore la calidad de vida de los habitantes de la Cuenca.

En respuesta al requerimiento de la Corte, en el 2009 ACUMAR presentó el Plan Integral de Saneamiento Ambiental de la Cuenca (PISA).

Por otra parte, el Máximo Tribunal encomendó al Defensor del Pueblo de la Nación y a cinco Organizaciones de la Sociedad Civil (FARN, Greenpeace, CELS, AVLB, ACDH) la conformación de un Cuerpo Colegiado para el control del Plan de Saneamiento y de las obligaciones y fallos establecidos en la sentencia.