Plan de adaptación frente a eventos climáticos extremos

Desde la Agencia de Protección Ambiental se decidió intervenir en temas de adaptación al cambio climático iniciando una campaña de prevención frente a olas de calor orientada principalmente a las personas mayores.

Una de las consecuencias del aumento de temperatura de la Tierra producto del cambio climático es el incremento de la ocurrencia e intensidad de eventos climáticos extremos. Estos fenómenos normalmente tienen muy poca probabilidad de ocurrir. Sin embargo, en los últimos 50 años se ha observado en la ciudad de Buenos Aires un aumento de la frecuencia e intensidad de los mismos, y de acuerdo a las proyecciones futuras, se espera que esta situación se profundice, en relación directa al aumento de GEIs en la atmósfera.

Los principales eventos climáticos extremos que se producen en la Ciudad de Buenos Aires son lluvias torrenciales, granizo, vientos fuertes (sudestadas), inundaciones (por importantes precipitaciones y/o sudestadas, días sin lluvia durante un período prolongado, olas de frío y olas de calor.

Desde la Agencia de Protección Ambiental, se decidió actuar en una primera etapa sobre las olas de calor. Se espera que estos eventos (exacerbados por el fenómeno de “isla urbana de calor” característico de grandes ciudades) serán cada vez más intensos y frecuentes. Una de las poblaciones más vulnerables son las personas mayores; específicamente en la Ciudad de Buenos Aires el grupo de población de 65 años y más, representa más de 16% del total. Por lo que se diseñó una campaña de prevención frente a olas de calor destinado a este sector de la población, la cual fue llevaba a cabo durante los meses de Enero y Febrero de este año. Esta medida tiende a reforzar la resiliencia de la tercera edad, y así reducir la vulnerabilidad de este grupo poblacional frente a las olas de calor.

Campaña de prevención frente a olas de calor

El objetivo de esta campaña fue el de generar e implementar un plan de concientización de cambio climático y olas de calor, con el fin de reforzar la resiliencia de la comunidad, orientado especialmente a personas mayores. La campaña se llevó a cabo a través de una articulación con otras áreas de gobierno y de la sociedad civil, entre ellas: estaciones saludables, centros de día, centros de jubilados, residencias y asociaciones civiles. Para lograr este objetivo, se realizaron la siguiente serie de acciones:

  • Comunicación por IVR (respuesta de voz interactiva): se han enviado a una base de datos de correos electrónicos y teléfonos de línea de personas mayores de la Ciudad con información y consejos sobre las olas de calor.
  • Charlas de concientización y prevención frente a olas de calor: se realizaron una serie de encuentros de intercambio distendidos, donde además de dar los contenidos de concientización, las personas contaron sus experiencias, ya sea de los cambios climáticos observados a lo largo de su vida, o bien si alguna vez sintieron síntomas de “golpe de calor”, entre otras. Se realizaron en instituciones de las 15 Comunas de la ciudad.