Sector energía

Las emisiones del sector energía son responsables de más de la mitad de las emisiones totales de la Ciudad, por ello se establecen medidas que promueven la eficiencia energética y las energías renovables

Con el objetivo de lograr las ambiciosas metas de mitigación a las que se compromete la Ciudad en su Plan de Acción Climática, se establecen metas sectoriales a mediano y largo plazo. En el caso para el sector Energía, las metas y acciones propuestas son:

Gerencia Operativa de Cambio Climático, Agencia de Protección Ambiental

Imagen: Metas del sector energía, PAC 2050. Fuente: Gerencia Operativa de Cambio Climático, APrA.

Mejorando nuestras viviendas

Al ser la demanda de energía del sector residencial uno de los mayores sectores emisores de gases de efecto invernadero en la Ciudad, se busca mejorar el desempeño energético de las viviendas a través de medidas de uso racional y eficiente de la energía. Esto incluye el impulso a la Ley Nacional sobre Etiquetado de Vivienda, el desarrollo de programas y estrategias de reacondicionamiento de edificios residenciales, la promoción incentivos para recambio de artefactos y electrodomésticos más eficientes y acciones de concientización y educación sobre el uso racional de la energía, entre otras acciones.

Edificios nuevos más eficientes

Se propone que los nuevos edificios que se construyan en la Ciudad incorporen estándares que permitan desempeños energéticos eficientes, reduciendo el consumo de energía durante su vida útil e, incluso, logrando la auto-sustentabilidad. Para lograrlo, se busca articular entre el sector público y el privado, sumando a todos los actores: cámaras inmobiliarias, de la construcción, desarrolladores, consejos profesionales, academia y ciudadanos, entre otros. El nuevo Código de Edificación de la Ciudad incluye la gestión ambiental del proceso constructivo, y se busca incorporar distintos requisitos relacionados a la construcción sustentable, promoviendo la adopción de nuevos materiales, tecnologías y métodos de construcción para disminuir las emisiones de gases de efecto invernadero y otros impactos ambientales asociados a la obtención de materias primas y la construcción.

Eficiencia puertas adentro

La Ciudad hace varios años trabaja en la promoción de la eficiencia energética en el espacio público así como en sus edificios. Con el objetivo de liderar con ejemplo, en los próximos años se afianzará la política energética para alcanzar a todos los edificios públicos. La Ley de Eficiencia Energética en edificios públicos es el marco general que permite definir metas graduales de mejoras del desempeño energético y establecer los criterios de ahorro de energía. Así, se busca mejorar la medición en tiempo real de los consumos energéticos de los edificios públicos, se desarrollan planes de eficiencia energética y se designan administradores energéticos en cada uno de ellos.

Imagen: Casa de Gobierno Porteña, Parque Patricios. Primer edificio público de Latinoamérica con certificación internacional LEED (Liderazgo en Energía y Diseño Ambiental).

Hacia una energía limpia

Para lograr importantes reducciones de emisiones de gases de efecto invernadero del sector de Energía, es fundamental lograr una transición hacia fuentes de energía renovables. Buenos Aires cuenta con un importante potencial de aprovechamiento solar, con más de 150.000 superficies de techos propicios para la generación fotovoltaica. Por ello, y frente a la posibilidad de la inyección de excedentes de generación a la red gracias a la reciente Ley Nacional de Generación Distribuida, se propone promover incentivos y la eliminación de barreras técnicas y de información, que permitan aumentar la cantidad de personas que implementen esta tecnología. Esto incluye el desarrollo del Mapa Solar de la Ciudad, la incorporación de energías renovables en edificios y espacios públicos, y la reglamentación de distintas normativas, entre otras acciones.