Infraestructura Verde Urbana

La infraestructura verde urbana constituye un nuevo concepto que revaloriza y enfatiza el rol que cumple la vegetación en las ciudades

En general el término infraestructura, se utiliza para hacer referencia a obras realizadas por el hombre en el entorno natural o urbano que dan soporte y brindan servicios para el funcionamiento de la ciudad. Ejemplo de ello son la infraestructura hídrica, de salud, de transporte, entre otras. Sin embargo, a partir de los años 80, científicos y conservacionistas sugirieron que los ecosistemas también debían ser considerados un tipo de infraestructura, ya que proveen de bienes y servicios ambientales.

Los términos “infraestructura ecológica”, “infraestructura natural” e “infraestructura verde” son cada vez más frecuentes en la planificación urbana, como complemento o reemplazo de la “infraestructura gris” (sistemas de alcantarillado, sistemas de drenaje, etc.) o de la infraestructura “azul” (ríos, lagos, redes de canales, etc.). La combinación de estos tipos de infraestructura para optimizar sus beneficios, permiten a las ciudades estar más preparadas para hacer frente tanto al cambio climático como a otros desafíos.

La infraestructura verde urbana (IVU) es una red de áreas naturales y seminaturales planificada estratégicamente, diseñada y gestionada para lograr una gran amplitud de servicios ecosistémicos y proteger la biodiversidad en entornos rurales y urbanos.

En este concepto cobran importancia tanto las propiedades de conectividad de los elementos que conforman la IVU, como de multifuncionalidad de la red. Esta integralidad es la que asegura la provisión de servicios ecosistémicos, los cuales dependen también del estado o salud de los ecosistemas urbanos.

La IVU mediante los servicios ecosistémicos que provee aumenta las capacidades de la Ciudad para enfrentar el cambio climático, ya que reduce el riesgo e impactos derivados de amenazas climáticas como altas temperaturas, olas de calor y precipitaciones intensas.

Imagen: El efecto de los árboles en la temperatura de la Ciudad. Fuente: Gerencia Operativa de Cambio Climático, APrA.

Esta posibilidad de respuesta que brindan los ecosistemas ante diversos desafíos o necesidades de la ciudad, como el cambio climático, la seguridad alimentaria o el riesgo de desastres, entre otros, se engloban también bajo la denominación de “Soluciones Basadas en la Naturaleza” (SBN). Es así que bajo este enfoque y cambio de paradigma, la IVU adquiere gran relevancia.

Imagen: Reserva Ecológica Costanera Sur.