Qué hacer para reducir las emisiones

Muchas de nuestras acciones generan emisiones de gases de efecto invernadero, contribuyendo así al calentamiento global. Vos podés ser un agente de cambio e inspirar a quienes te rodean. Conocé cómo podés empezar

Las principales fuentes de emisión de Gases de Efecto Invernadero (GEI) en la Ciudad, son el sector energético, el sector transporte y el de residuos. Te invitamos a pensar cómo podés contribuir en reducir tus emisiones en cada sector:

Imagen: Emisiones de gases de efecto invernadero por sector, 2018. Fuente: Gerencia Operativa de Cambio Climático, APrA.

Consejos para reducir tus emisiones en el sector energético

  • Priorizá el uso de iluminación natural.

  • Optá por lámparas LED (de mayor vida útil y menor consumo energético) y apagá la luz al salir de cada ambiente.

  • Desconectá los cargadores y aparatos electrónicos cuando no los uses.

  • Reducí el uso del aire acondicionado y calefacción. Si necesitás acondicioná sólo el ambiente en el que estés y no toda la casa. Con 24° en verano y 20°en invierno es suficiente.

  • Elegí electrodomésticos de clase “A” de eficiencia energética.

Consejos para reducir tus emisiones por transporte

  • Desplazarse a pie, en bici, o en transporte público son las mejores opciones con bajo impacto.

  • Siempre que puedas, consumí de los locales de cercanía.

  • Si te movés en auto particular:

    • Reducí su uso para viajes en los que no haya otra alternativa, y organizá el recorrido para que tenga la menor distancia posible. Compartí el auto con otros compañeros de trabajo, familiares o vecinos que viajen cerca.
    • Realizá los controles recomendados para un funcionamiento eficiente.

Imagen: Bicisenda en Parque 3 de Febrero.

Consejos para reducir tus emisiones por residuos

  • Reducí: Evitá generar residuos innecesarios. Para ello podés evitar comprar productos que no necesites, o aquellos con mucho envoltorio. Organizá las comidas para que no lleguen a vencerse los productos.

  • Reutilizá: re-aprovechá los residuos. Si hay hojas impresas simple faz que no usás más, utilizalas para notas; doná lo que ya no utilices y aún puede ser aprovechado.

  • Separá: es necesario que todos separemos los residuos húmedos de los secos en nuestras casas, para que se pueda dar el proceso industrial de reciclado y generar nuevos recursos. Encontrá en la página de Ciudad Verde consejos para separar los residuos.

  • Compostá: El 50% de los residuos mundiales son orgánicos. Al compostar, proceso por el cual se transforman restos orgánicos en tierra fértil, reducimos nuestros residuos a la mitad. Hacé compost en casa (encontrá en la página de Ciudad Verde consejos para hacer tu propio compost), o acercá tus orgánicos los jueves a los diferentes puntos de la ciudad.

Imagen: Talleres de compostaje domiciliario.