Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático

La Convención establece que el cambio climático es un problema real: las actividades humanas han aumentado sustancialmente las concentraciones de gases de efecto invernadero en la atmósfera, provocando un aumento de la temperatura media global

La Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC) surgió en la "Cumbre de Río" en 1992, fue adoptada en Nueva York el 9 de mayo de 1992 y entró en vigor el 21 de marzo de 1994. El objetivo principal de la misma es lograr la estabilización de las concentraciones de gases de efecto invernadero en la atmósfera a un nivel que impida interferencias peligrosas del ser humano en el sistema climático. A su vez, tiene distintos objetivos secundarios, como lograr un mayor nivel de conciencia pública en el mundo acerca de los efectos del cambio climático y buscar que las naciones se comprometan a trabajar en políticas públicas que busquen dar una solución a esto.

De esta forma, se reconoce que la naturaleza mundial del cambio climático requiere de la cooperación de todos los países, para dar una respuesta internacional efectiva y apropiada, de conformidad con sus responsabilidades comunes pero diferenciadas, dadas sus capacidades y condiciones sociales y económicas. Este principio alude específicamente a la responsabilidad histórica de las emisiones de GEI que poseen los países desarrollados, por cuanto estos han contribuido en distinta medida a la degradación del medioambiente que los países en desarrollo.

Panel Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático

En 1988 se creó el Panel Intergubernamental de Expertos en Cambio Climático (IPCC por sus siglas en inglés) por iniciativa de la Organización Meteorológica Mundial (OMM) y el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA). Su objetivo era evaluar el estado de los conocimientos científicos, técnicos y socioeconómicos sobre el cambio climático, sus causas, posibles repercusiones y estrategias de respuesta.

En 1990, este grupo presentó un primer informe de evaluación en el que se reflejaban las investigaciones de 400 científicos. En él se afirmaba que el calentamiento atmosférico de la Tierra era real y se pedía a la comunidad internacional que intervenga para evitarlo.

Las conclusiones del IPCC alentaron a los gobiernos a aprobar la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático y desde entonces los informes periódicos del IPCC se utilizan como base para las decisiones adoptadas en el contexto de la Convención, desempeñando un papel muy importante en las negociaciones climáticas.

Accedé a los informes técnicos del IPCC.

Conferencia de las Partes (COP)

La COP es el órgano supremo responsable de la toma de decisiones de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, y anualmente examina la aplicación de la convención y nuevos compromisos, tras las negociaciones entre las Partes, es decir, cada uno de los 195 países que conforman la Convención. Para alcanzar las decisiones en la COP, se realizan reuniones de negociaciones a lo largo del año, construyendo acuerdos previos que se exponen y definen al final del año, para examinar la aplicación de la convención y asumir nuevos compromisos.

Imagen: Conferencia de las Partes (COP) 26, Glasgow 2021.

A continuación se resumen en esta línea del tiempo los hitos más destacados del camino transitado, que resultan de las negociaciones climáticas en el marco de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático.

Imagen: Hitos internacionales destacados de cambio climático. Fuente: Gerencia Operativa de Cambio Climático, APrA.